SABÍAS ?

MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA BARRANQUERAS

SABES LO QUE SIGNIFICA MLO? SIGNIFICA MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA

¿ Y SU ORIGEN? :

El MLO tiene su origen en Don Orione el cual durante toda su vida, ha comprometido a los laicos en su espíritu y misión para "sembrar y arar a Cristo en la sociedad".

¿Quiénes integran el movimiento?
Todos aquellos laicos que enraizados en el Evangelio, desean vivir y transmitir el carisma de Don Orione en el mundo...

¿Cuál es el fìn del MLO?

Es favorecer la irradiación espiritual de la Familia orionita, más allá de las fronteras visibles de la Pequeña Obra.
¿Cómo lograr esto?

A través del acompañamiento, animación y formación en el carisma de sus miembros,respetando la historia y las formas de participaciòn de cada uno.

¿Te das cuenta? Si amás a Don Orione, si comulgás con su carisma, si te mueve a querer un mundo mejor, si ves en cada ser humano a Jesús, si ves esa humanidad dolorida y desamparada en tus ambientes, SOS UN LAICO ORIONITA.

¿SABÍAS?
El camino y las estructuras del MLO, se fueron consolidando en las naciones de presencia orionita. Al interno del MLO y con el estímulo de los Superiores Generales , se juzgó maduro y conveniente el reconocimiento canónico del MLO ... así fue solicitado como Asociación Pública de Fieles Laicos, ante la Congregación para la vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCVSA) y fue aprobado el 20 de noviembre de 2012.

Y BARRANQUERAS, SABÉS DONDE QUEDA? en el continente americano, en América del Sur, en ARGENTINA, y es parte de la Provincia del CHACO.

martes, 17 de octubre de 2017

17 DE OCTUBRE, SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA


Que no te amedrenten los que se dan aires de hombres dignos de todo crédito y enseñan doctrinas extrañas a la fe. Por tu parte, mantente firme como un yunque golpeado por el martillo. Es propio de un grande atleta el ser desollado y, sin embargo, vencer. Pues ¡cuánto más hemos de soportarlo todo nosotros por Dios, a fin de que también él nos soporte a nosotros! Sé todavía más diligente de lo que eres. Date cabal cuenta de los tiempos. Aguarda al que está por encima del tiempo, al intemporal, al invisible, que por nosotros se hizo visible; al impalpable, al impasible, que por nosotros se hizo pasible; al que en todas las formas posibles sufrió por nosotros. (Carta de San Ignacio de Antioquia año 30/107 - a San Policarpo de Esmirna 1,1 -4, 3.)

EFEMÉRIDES DE MESSAGGI DE DON ORIONE

1908: Tortona, en la "Casa de la Divina Providencia", muere  Carolina Feltri, madre de Don Orione.
1966: Los Orioninos toman a su cargo el Santuario de María de la Consolación  y las obras anexas, en el Paternò (Catania)

lunes, 16 de octubre de 2017

PRIMERA VESTICIÓN DE DON ORIONE , 16 DE OCTUBRE DE 1889


"Mientras tanto se aproximaba el día de ingreso al seminario, el 15 de octubre, fiesta de Santa Teresa. Pese a que dos de las tres señales se habían manifestado, no quería decidirme. La última noche que pasé en casa, en vez de dormir no hice más que llorar... hasta que me dormí y soñé. ¡Oh, qué hermoso sueño! Lo vuelvo a ver como si hubiese sido ayer.
     "Me parecía estar en el oratorio de Valdocco, en el patio de los alumnos del cuarto curso, ubicado entre el departamento de pequeñas habitaciones de Don Bosco y el por entonces llamado Palacio Audisio". Pero ya no era nuestro polvoriento patio. Se había transformado en un jardín cubierto de perfumadas y blancas azucenas. ¡Ah, me parece sentir aún todo aquel perfume embriagador! En el medio había una verde montañita. Quise subir hasta la cima para gozar más de aquel espectáculo, y cuando estuve allí, de pronto, imprevistamente, se abre el azul del cielo y desciende Don Bosco en persona. Llevaba entre los brazos un hábito desplegado: el mismo de la famosa señora. En un instante me lo puso. Don Bosco no dijo palabra: solamente me miró con una sonrisa dulcísima, la misma que tantas veces me había infundido serenidad y alegría cuando recurría a él con el alma llena de inquietud
     "Me desperté anegado en lágrimas, pero era un llanto reparador: finalmente estaba seguro que Dios me quería en el seminario.
     "Preguntaréis: ¿y la tercera señal?
     "Fue la siguiente: la conversión de mi padre. Entendámonos: mi padre era un hombre de la mejor pasta del mundo, pero uno de aquellos liberalotes crecidos bajo el influjo del ministro Ratazzi. (Un corazón de oro, una bondad excepcional, como concuerdan los testimonios de los viejos de Pontecurone). A pesar de ello, permitía que mi madre (una santa) fuese a laiglesia tantas veces como quisiera y me llevase a mí: despué del Señor a ella debo verdaderamente mi vocación. En efecto  mi ingreso al Seminario, también mi padre se convirtió en un cristiano practicante" .
 Este tercer "secreto" revela el verdadero fondo del misterioso acuerdo entre el Santo y Luis. La primera parte del "suceso" tiene un sabor un poco fantástico, casi de apuesta entre jóvenes amigos... de niñería, como dirá el mismo Don Orione. Pero, en la tercera condición, la niñería se esfuma y aparece nítidamente la profundidad del compromiso del sobrenatural coloquio. Dejamos el juego para entrar en lo eterno. Aquí se trata de la salvación de un alma, y del alma más querida - junto a la de su madre - para Luis, y el resultado es espléndido: Víctor Orione se confiesa, recibe a Jesús Eucaristía y se convierte en un buen cristiano practicante: nada fácil para un "italiano liberalote" del 1870.
     Pero la relación sobrenatural entre Don Bosco y Luis no se cierra aquí: "Las gracias más extraordinarias - escribirá Don Orione, el fundador - Don Bosco me las concedió después, y continúa acompañándome paso a paso en mi obra. ¿No me había dicho: 'Nosotros seremos siempre amigos'?"
     Nada menos parecido a una niñería en esta continua asistencia sobrenatural de maestro a discípulo, de padre a hijo es toda una correspondencia de valores ultraterrenos y d cotidiano heroísmo.
Don Orione llegó al seminario diocesano de Tortona, era ya una personalidad joven, en muchos sentidos formada en el espíritu salesiano. Esta impronta no se borrará, y preparará en él, desde entonces, al fundador.
     Pero, como ya observamos en otras circunstancias de  adolescencia de D. Orione, durante esta permanencia en el seminario episcopal se renueva el elemento "sorpresa", frecuente en su vida y en su espiritualidad. En Turín, tuvimos oportunidad de conocer a un alumno salesiano bueno, aplicado, pero no diferente de muchos otros; ahora vamos a conocer a un seminarista singular, o, como dirán sus compañeros, "extraño" casi hasta el misterio..............
 .....    El 16 de octubre de 1889 Luis viste el hábito de seminarista; el año académico 1889-1890 está por comenzar. Luis recibe el hábito en un día que seguirá siendo grande para él: lorevivará a través de muchos recuerdos y en varias circunstancias
 Se trata ahora de ubicarse entre los compañeros, que son numerosos, y se diferencian individualmente y entre clase y clase. El rector, el óptimo Don Ambrosio Daffra, de trato cordial y rico en experiencia, lo conduce hasta el clérigo teólogo Fausto Bianchi y se lo confía con una eficaz presentación: "Es un joven aplicado, que viene de los salesiano de Turín; prestadle especial atención"
 El 16 de octubre de 1889 entró en el seminario de Tortona. Siendo todavía un joven clérigo, se dedicó a vivir la caridad con el prójimo en la Sociedad de Mutuo Socorro San Marciano y en la Conferencia de San Vicente

domingo, 15 de octubre de 2017

SANTA TERESA DE JESÚS


El 28 de marzo de 2017 se cumplieron 502 años del nacimiento de Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada, más conocida como Santa Teresa de Jesús o Teresa de Ávila. Fue un miércoles para más señas, a las cinco de la mañana como anotó su padre don Alonso Sánchez de Cepeda. Éste, hijo de un judío converso toledano, se había casado en segundas nupcias con la noble castellana doña Beatriz de Ahumada, y había aportado al matrimonio tres hijos de su enlace anterior a los que se sumaron ocho, entre ellos Teresa. Éramos tres hermanas y nueve hermanos, contó la propia santa, que según ella misma admitía era la favorita de su padre. A los 7 años convenció a su hermano Rodrigo para que se fugase con ella de casa y se fuera con ella a tierra de moros, buscando el martirio. La fracasada intentona da muestra de la religiosidad que marcó su infancia y también de su carácter enérgico y su fuerte voluntad. Su siguiente fuga no se quedaría en intento. En 1535, ante la negativa de su padre para concederle el permiso paterno para ingresar en el convento de las carmelitas de la Encarnación, se iría de casa para tomar los hábitos y hacer los votos. No sin pena, como ella misma relató: Aquel día, al abandonar mi hogar sentía tan terrible angustia, que llegué a pensar que la agonía y la muerte no podían ser peores de lo que experimentaba yo en aquel momento. El amor de Dios no era suficientemente grande en mí para ahogar el amor que profesaba a mi padre y a mis amigos. Tenía 20 años. Había sido su propio padre, sin embargo, el que primero la llevó a un convento. A los 13 años Teresa se había quedado huérfana de su madre con quien compartía confidencias, devociones y su gusto por la lectura. De las vidas de santos, había pasado a los libros de caballerías y en ellos aprendió a galantear con sus primos. Comencé a pintarme y a buscar a parecer y a ser coqueta. Su padre, preocupado, decidió entonces internarla en el convento de las Agustinas de Gracia de Ávila, donde se educaban doncellas nobles. Una grave enfermedad le obligó a salir del convento. Nada se sabe de esta dolencia a la que la santa solo se refirió con la frase: Dióme una gran enfermedad, que hube de tornar en casa de mi padre. Durante su convalecencia, su tío don Pedro de Cepeda le dio a leer las Cartas de San Jerónimo que le harían decidirse por tomar los votos y entrar en las carmelitas. En el convento de la Encarnación vivió feliz 27 años, siendo siempre, eso sí, el centro de la atención y el afecto de familia, monjas y laicos. La santa era una mujer hermosa, de cuerpo frágil y dotada de una espiritualidad fuera de lo común. En 1538 cayó de nuevo enferma. Ante el fracaso de los médicos, su padre le llevó a una curandera cuyo tratamiento dejó a la enferma medio muerta. Un año después, un paroxismo la llevó a las puertas de la muerte. En el convento de la Encarnación le prepararon su sepultura y hasta celebraron un funeral, según relata Izquierdo. Sin embargo, cuatro días después, volvió en sí y pidió que la llevaran de vuelta al convento. En la enfermería del monasterio pasó tullida casi cuatro años hasta verse curada, según su propia confesión, por la intercesión de san José. Los años siguientes fueron los más oscuros para la santa, que abandonó la oración en 1542 y un año después salió del convento para cuidar a su padre, que murió en aquella Navidad y a su regreso, Teresa pasó diez años más entre estados de desesperanza y otros de oración hasta que en 1554, cuando rondaba los 40 años, tuvo lugar su conversión definitiva. Ese día nació Teresa de Jesús y comienza la segunda etapa de su vida. La de su fecundidad espiritual, mística y literaria. La etapa de fundadora. De entonces son sus primeras visiones y sus temores de estar siendo engañada por el demonio. Su encuentro en 1560 con el santo franciscano Pedro de Alcántara resultó providencial para alcanzar la paz. Poco antes había tenido oportunidad de conocer a Francisco de Borja, que también es santo, y años después mantendrá una estrecha relación con San Juan de la Cruz. El 24 de agosto de 1562 el Papa Pío IV le concedió su traslado con cuatro monjas al pequeño convento de San José de Ávila. La reforma del Carmelo se ponía en marcha. Apoyada por el general de la Orden del Carmen, recorrió todos los caminos de España fundando conventos. Fueron 16 en apenas 20 años: Ávila, Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas de Segura, Sevilla, Caravaca, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria, Granada y Burgos. No pudo cumplir su deseo de fundar un convento en Madrid. En esos últimos 20 años de su vida escribió Santa Teresa el Libro de la Vida, Camino de perfección, Meditaciones sobre los Cantares, Moradas del castillo interior, Exclamaciones, Fundaciones, Visita de Descalzas, las Constituciones para sus monjas, poesías y medio millar de cartas además de 66 Cuentas de conciencia para sus confesores. Ella no podía predicar, pero sí podía decir lo que pensaba a través de las cartas, en las que no sólo se hablaba de su relación con Dios. Acusada de enseñar cosas de alumbrados, Santa Teresa tuvo que defenderse ante el Tribunal de la Inquisición en 1575. Montserrat Izquierdo relata cómo el Definitorio General de la orden le manda encerrarse como presa en el convento que ella elija y su reforma sufrió tal persecución que a punto estuvo de desaparecer hasta que en 1580 el Papa Gregorio XIII concede a los carmelitas descalzos una provincia separada de los carmelitas calzados. Murió el día 4 y su entierro fue 24 horas después... el 15 (Esto por el cambio de calendario ya que se adoptó el gregoriano en vez del juliano.
En septiembre de 1582, Teresa de Jesús llegó al monasterio de Alba de Tormes muy enferma. En fin, muero hija de la Iglesia, pronunció antes de fallecer. Era el 4 de octubre, el día que entraba en vigor el calendario gregoriano. A Santa Teresa la enterraron 24 horas después... el 15 de octubre. La enterraron allí mismo, en el convento de Alba de Torres aunque antes de que se cumpliera el año se procedió a la primera exhumación del cuerpo, que se encontró incorrupto. El padre Jerónimo Gracián procedió al rito de amputarle una mano que llevó a las carmelitas de Ávila aunque sin el dedo meñique que se quedó para él. Tres años después del fallecimiento la Orden de los Carmelitas Descalzos mandaron llevar el cuerpo a Ávila así que fue exhumado el 25 de noviembre de 1585 y se trasladó el cuerpo incorrupto aunque sin un brazo que se quedó en Alba de Tormes para compensar de la pérdida. La decisión provocó el rechazo de los Duques de Alba, que echaron mano de su poder para recuperar el cuerpo, según relata Nieves Concostrina en Polvo eres, y lo lograron puesto que Sixto V ordenó el traslado de nuevo a Alba de Tormes. En total se oficiaron tres entierros oficiales. Su cuerpo aún incorrupto se encuentra hoy en una capilla de la Iglesia de la Anunciación de Nuestra Señora de Alba de Tormes, custodiado por nueve llaves aunque despojado de muchas partes de su anatomía. En Alba de Tormes se conservan sendos relicarios con el brazo izquierdo y el corazón de la santa, un pie y parte de la mandíbula se encuentra en Roma, la mano izquierda en Lisboa, un dedo en París, aunque la reliquia de la santa que ha tenido una existencia más agitada ha sido la primera mano que se le seccionó. Las carmelitas de Ronda conservan la célebre mano incorrupta de Santa Teresa que tras la Guerra Civil fue a parar a manos de Francisco Franco y éste llevó consigo como un talismán hasta su muerte. En su dormitorio del Palacio del Pardo hizo construir un altarcito para venerar la reliquia. En 1614 fue beatificada por Paulo V y en 1622 el Papa Gregorio XV la canonizó junto a San Isidro Labrador, San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier y San Felipe Neri. Hubo que esperar hasta 1970 para que fuera nombrada por Pablo VI Doctora de la Iglesia, junto con Santa Catalina de Siena. Su fiesta se celebra el 15 de octubre

Nuestra  primera patrona es Santa Teresa de Jesús
Santa Teresa decía:. "que nada te turbe." Así  deben ser con nuestros santos hermanos, por lo que deben esforzarse, y así ser:. Siempre feliz y alegre en el Señor

 Ella solía decir que “entre pucheros anda el Señor”. Amante de la cocina, se extasiaba con la sartén en la mano y ponía esmero y dedicación en la gastronomía. El arte culinario carecía de secretos para la Santa del Carmelo y eso le valió un nuevo reconocimiento de la sociedad española, que la elevó a Patrona de la gastronomía. ¡Además de dejar, con esa frase, bien en claro que el Señor anda en nuestras cosas de todos los días y allí lo encontramos, servimos y adoramos!

EFEMERIDES DE MESSAGI DE DON ORIONE

1889: En la víspera de su ingreso al Seminario  de Tortona, Luigi Orione sueña con Don Bosco que le da la "vestidura".
1893: En el distrito San Bernardino de Tortona, el clérigo Louis Orione abre el Colegio de "Pequeña Casa de la Divina Providencia". Este primer colegio  es el comienzo de la "Pequeña obra de la Divina Providencia".
1894: el "Colegio" de San Bernardino se ha vuelto inadecuado, después de un año se mudó al instituto "Santa Chiara", a través de Emilia, en el centro de Tortona.
1921: Inauguración de la "Casa de Preservación para menores" en Río de Janeiro (Brasil) para huérfanos y menores abandonados.
1925: Inicio de las actividades en el orfanato «Santa Caterina», en Imola, con escuelas vocacionales anexas, por invitación de  Angelo Bughetti, vicario de la diócesis

sábado, 14 de octubre de 2017

EN EL DIA DE LA MADRE, DON ORIONE RECUERDA A SU MADRE



Desde los primeros tiempos de la naciente congregación, Don Orione le transmitió a sus hijos un profundo amor a María Santísima. Esto no solo lo hizo con predicas y escritos, sino con gesto cargados de sentido.
En una carta fechada el 7 de febrero de 1923, Don Orione recuerda con mucho cariño a su madre y comparte como aprendió de aquella “pobre viejita campesina”, el sentido del trabajo y la pobreza.
Al celebrarse este domingo el Día de la Madre en Argentina, compartimos este escrito de nuestro fundador sobre su madre, Carolina Feltri, a través del cual saludamos a todas las mamás en su día y encomendamos la protección a María, Madre de todos:
Yo era el cuarto de los hijos y mi madre me ponía la ropa de mi hermano más grande, trece años mayor que yo, que la pobre ya había usado para mis tres hermanos mayores; pero, esto sí, nos ha dejado un poco de dinero que, en parte, fue a parar a los primeros huérfanos de la Divina Providencia, y nos ha criado bien: con pedazos viejos nos hacía la ropa, y así, en la pobreza y con honestidad y discreción la familia salía adelante.
Mi madre, pobre viejita campesina, se levantaba a las tres de la mañana para trabajar; siempre estaba haciendo algo, y se ingeniaba para todo. Era la mujer de la casa pero hacía también los trabajos del hombre ya que nuestro padre trabajaba lejos, en Monferrato: cortaba el pasto con la guadaña, y la afilaba ella misma, no la llevaba al afilador. Ella misma hilaba y tejía; y mis hermanos se repartieron todas las sábanas y la lencería que hizo mi pobre madre!
Tenía contados hasta los cuchillos rotos, que es lo que yo he heredado. No compraba nada a menos que fuera absolutamente necesario. Cuando murió, después de 51 años de casada, le hemos puesto el vestido de esposa que había hecho teñir de negro. Le quedaba muy bien y era el mejor vestido que tenía.
Hijos míos, ven cómo hacían nuestros queridos y santos viejos? Siempre me contaba que Jesús se había bajado del caballo para recoger un pedazo de pan… Esto lo he encontrado después en un evangelio apócrifo, y ¿quién sabe si no fue cierto? Por lo menos, llama mucho la atención. Lo que es propio de los grandes señores, las comodidades propias de los grandes señores no tienen nada que ver con los hijos de la Divina Providencia. Son una contradicción para nosotros. Mis queridos hijos, imitemos a nuestros viejos y a nuestros santos!

15 DE OCTUBRE, PEQUEÑO DEL COLEGIO SAN BERNARDINO



EL PEQUEÑO COLEGIO DE SAN BERNARDINO
El pequeño colegio de San Bernardino
¡¡¡ Abrimos , el 15 de octubre !!!
| Fue un rayo que atravesó la diócesis a lo largo y a lo ancho, y los aspirantes vinieron desde los valles del Curone, desde la Stáffora, desde el Grue, desde el Borbera; descendían desde las parroquias más aisladas, allá en los montes.
     - "Un cura" abrió un colegio para las vocaciones de los pobres...
     Esta, palabra más, palabra menos, la noticia que hizo época. Sobre el puente de San Sebastián, don Pablo Cassola, párroco de Monte Capraro, se encontró con un buen hombre preocupado porque su hijo no había sido aceptado en el seminario episcopal; entonces le dijo:
     - Hay "un cura"...
     Antes que se pusiera el sol, el padre estaba en Tortona
hablando con Orione, quien aceptó, siempre para el 15 de octubre, al chico llamado José Rota. LLegaría a ser óptimo párroco de Valdinizza.
     Otro muchacho, Crisóstomo Ontano, vino a informarse acerca de las condiciones y a presentar la solicitud: el clérigo director lo acogió con mucha bondad:
     - Ya puedes quedarte.
     - Pero... tengo que buscar la ropa, en casa.
     - No te preocupes, te la mandarán.
     Y Ontano se quedó, y perseveró, y fue párroco de Alzano Scrivia.
     "La sede del colegio - escribe Sparpaglione - era la casa Stassano arreglada lo mejor posible: en total, siete u ocho habitaciones divididas entre estudio, cocina y dormitorio. La ubicación era de las más tranquilas y pintorescas. El barrio de San Bernardino está claramente separado de la ciudad: un grupo de casas de las cuales la nuestra estaba casi en el centro, dominadas por el viejo convento con sus característico campanario. La carretera provincial, llena de vehículos, carros y carruajes, entraba en Tortona cubierta por una nube de polvo.
     "Más allá del pequeño muro que rodeaba el jardín, la bella extensión de los prados y de los huertos hasta el río Scrivia, meta de hermosos paseos; en los días serenos la cuesta alpina con el macizo del Monte Rosa, ligeramente velado por la niebla.
De este lado, un curso de agua, la carretera provincial de Génova, algunas casas, otros prados que llegan muy cerca de la colina tortonesa engalanada de viñedos y de villas y coronada en su extremo por las ruinas y la torre del antiguo castillo"
     La casa medía veinticinco metros de frente y tenía planta baja, primero y segundo piso; tenía también un huerto.
     En el primer piso se encontraban el estudio y la capilla, y Orione pensaba que los chicos debían comportarse en el estudio casi tan bien como lo hacían en la iglesia.
     El comedor se encontraba en una de las habitaciones de los costados, a la derecha del que entraba.
     El colegio se abrió puntualmente el 15 de octubre de 1893
El 15 de octubre, aniversario de la apertura del primer colegio de Don Orione y al mismo tiempo el aniversario de la fundación de la Congregación de la Pequeña Obra de la Divina Providencia.
Después de cerrar el Oratorio festivo, Don Orione no se dio por vencido en sus planes pastorales y abrió el primer colegio que se llama San Bernardino, que posteriormente dio lugar al futuro de toda la Familia Orionina compuesto hoy por Los hijos de la Divina Providencia FDP, las Hermanas Religiosas PHMC, el Instituto Secular Orionita ISO , el Movimientos  de Laicos Orionitas MLO y otros que no son miembros. En el primer internado había dificultades, pero Don Orione siempre ha tenido una gran fe en la Divina Providencia. Lo expresaba en el libro - el primer libro de contabilidad de la Casa escribió: ingres