SABÍAS ?

MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA BARRANQUERAS

SABES LO QUE SIGNIFICA MLO? SIGNIFICA MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA

¿ Y SU ORIGEN? :

El MLO tiene su origen en Don Orione el cual durante toda su vida, ha comprometido a los laicos en su espíritu y misión para "sembrar y arar a Cristo en la sociedad".

¿Quiénes integran el movimiento?
Todos aquellos laicos que enraizados en el Evangelio, desean vivir y transmitir el carisma de Don Orione en el mundo...

¿Cuál es el fìn del MLO?

Es favorecer la irradiación espiritual de la Familia orionita, más allá de las fronteras visibles de la Pequeña Obra.
¿Cómo lograr esto?

A través del acompañamiento, animación y formación en el carisma de sus miembros,respetando la historia y las formas de participaciòn de cada uno.

¿Te das cuenta? Si amás a Don Orione, si comulgás con su carisma, si te mueve a querer un mundo mejor, si ves en cada ser humano a Jesús, si ves esa humanidad dolorida y desamparada en tus ambientes, SOS UN LAICO ORIONITA.

¿SABÍAS?
El camino y las estructuras del MLO, se fueron consolidando en las naciones de presencia orionita. Al interno del MLO y con el estímulo de los Superiores Generales , se juzgó maduro y conveniente el reconocimiento canónico del MLO ... así fue solicitado como Asociación Pública de Fieles Laicos, ante la Congregación para la vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCVSA) y fue aprobado el 20 de noviembre de 2012.

Y BARRANQUERAS, SABÉS DONDE QUEDA? en el continente americano, en América del Sur, en ARGENTINA, y es parte de la Provincia del CHACO.

viernes, 30 de enero de 2015

¡¡¡¡¡ DON BOSCO !!!!


TRANSMISIÓN EN VIVO, POR¡¡¡¡¡¡ CENTENARIO DE LA FUNDACIÓN DE LAS PHMC !!!!!

 
Deo Gratias! Como ya todos saben el 2 de febrero es para nuestra familia religiosa una fecha siempre importante, siempre significativa. Este año, en que por el calendario la hemos adelantado al 1 de febrero, no deja de ser un día muy especial, cinco hermanas que festejan sus Bodas de Plata: María Rosa Vallejos Colina, Maria del Rosario Gallardo, María Graciela Sánchez, María Victoria Pérez y María de los Ángeles Stang y la Hermana María Zulema Ayala festeja sus 50 años de vida religiosa.
La ocasión es muy importante porque, además de ser el año de la Vida Consagrada, nuestra Congregación iniciará desde aquí, la celebración por el año del Centenario de fundación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, con la presencia de nuestra Madre General María Mabel Spagnuolo. Desde hace tres años, venimos haciendo un camino de preparación para agradecer al Señor por su infinita misericordia; recordando con reconocimiento, celebrando con alegría y mirando el futuro con renovada esperanza.
Será un día de acción de gracias, con actividades desde la mañana y a las cuales, además de invitar a todas las hermanas de nuestras comunidades, les pedimos que hagan extensiva la invitación a laicos, jóvenes y amigos de nuestras obras.

Los esperamos.
Hna. María Trinidad Almada
Superiora Provincial


“Que la mirada de la Virgen este siempre sobre vosotras,
en todos vuestros pasos podáis llevar por doquiera el espíritu del Señor,
el espíritu de paz , de alegría, de gozo…” (Don Orione 8-12-1927)


¡¡¡¡¡¡ SAN JUAN BOSCO !!!!!



Juan Melchor Bosco Occhiena más conocido como Don Bosco (I Becchi, 16 de agosto de 1815 - Turín, 31 de enero de 1888) fue un sacerdote, educador y escritor italiano del siglo XIX. Fundó la Congregación Salesiana, la Asociación de Salesianos Cooperadores, el Boletín Salesiano, el Oratorio Salesiano y el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Promovió la Asociación de Exalumnos Salesianos, el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema preventivo para la formación de los niños y jóvenes y promovió la construcción de obras educativas al servicio de la juventud más necesitada, especialmente en Europa y América Latina. Fue uno de los sacerdotes más cercanos al pontificado de Pío IX y al mismo tiempo logró mantener la unidad de la Iglesia durante los duros años de la consolidación del Estado Italiano y los enfrentamientos entre éste y el papa que ocasionó la pérdida de los llamados Estados Pontificios y el nacimiento de la Italia Unificada. Fue autor de numerosas obras, todas dirigidas a la educación juvenil y a la defensa de la fe católica, lo que lo destaca como uno de los principales promotores de la imprenta.
Su prestigio como sacerdote y como educador de los jóvenes necesitados o en riesgo, le valieron el respeto de las autoridades civiles y religiosas de su tiempo y de su país, así como una notable fama en el extranjero. Sus obras fueron requeridas directamente por jefes de estado y autoridades eclesiásticas de países como Ecuador, El Salvador, España, Francia, Inglaterra, Polonia, Palestina, Panamá, Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Colombia y Venezuela entre muchas otras. Fue un visionario de su tiempo al punto de predecir acontecimientos que se darían a lo largo del siglo XX en lo referente a sus salesianos, a la Iglesia católica y al mundo en general. Juan Bosco, conocido mundialmente como Don Bosco, fue declarado Santo por el papa Pío XI el 1 de abril de 1934, a tan sólo 46 años después de su muerte en 1888 y le fue dado el título de «Padre, Maestro y Amigo de los Jóvenes»6 por el papa Juan Pablo II. Poblaciones, provincias, parques, calles, teatros, museos, universidades y sobre todo colegios llevan su nombre. La Familia Salesiana es uno de los grupos católicos más numerosos del mundo y existen obras de Don Bosco en 130 naciones

¡¡¡¡¡ MUY FELIZ CUMPLEAÑOS HERMANA MARÍA JESÚS !!!!!

CON TODO  CARIÑO , EN EL DÍA DE SU CUMPLEAÑOS , LE DESEAMOS LO MEJOR, BENDICIONES Y ¡¡¡¡¡ MUY FELIZ CUMPLE !!!!!!

jueves, 29 de enero de 2015

JUAN BOSCO, PADRE E INSPIRACIÓN DE DON ORIONE



JUAN BOSCO,  PADRE  E INSPIRACIÓN DE DON ORIONE

San Juan Bosco  (Castelnuovo d'Asti, nació el 16 de agosto de 1815 – falleció en Turín, el 31 de enero de 1888),

 Fue el fundador de la Congregación de los Salesianos y de las Hijas de María Auxiliadora de los cristianos, el Papa Pío XI lo canonizó en 1934.

De familia pobre, pero rico en talento fue movido por vocación especial de Dios para dedicarse a los jóvenes. Dinámico y concreto, como un niño entre sus compañeros fundaron la "Sociedad de Allegri," basado en la "guerra contra el pecado." Siendo  sacerdote,   dijo que debía su labor a María Auxiliadora. Comenzó con los jóvenes en busca de trabajo les dio un hogar, un corazón amigo, educación y protección, asegurando para ellos los contratos de trabajo honesto, las escuelas creadas, laboratorios.  Le ofreció la misma ayuda a los estudiantes. Dirigio a los jóvenes a ganarse un lugar en el mundo, ayudándoles a adquirir los conocimientos y habilidades profesionales, optar por la vida cristiana, el cuidado y  entrenamiento  religioso, la asistencia a los sacramentos, la devoción a María.  Formador de vocaciones  , y llevó a cabo un extenso trabajo misionero. Con María Dominica Mazzarello, fundó las "Hijas de María Auxiliadora, tuvo como colaboradores externos, hombres y mujeres, creando  los" cooperadores " Salesianos en el mundo. Ya viejo, pudo decir de sí mismo: "He prometido a Dios que hasta mi último aliento ha sido por mis pobres muchachos ". Entre los frutos más hermosos de su pedagogía, Está Santo Domingo Savio, , que entendió la lección: "Estamos aquí, en la escuela de Don Bosco,que hace consistir la santidad en estar muy alegre y en perfecto cumplimiento de nuestros deberes. " Don Orione pasó tres años  en Valdocco . "Pasé tres años en el Oratorio de Valdocco , en Turín, . (...) En esos tres años conocí muy de cerca varios de los primeros salesianos. Don Rua, quien, después de Don Bosco, fue el padre de mi alma y mi conducción segura. también se reunió con Don Bonetti, Don Francesia, D. Cerrutti, D. Lemoyne, D. Durando, D. Hall, D. Lázaro y, sobre todo, recuerda siempre a  Don Joaquín Berto, quien fue durante 26 años secretario de Don Bosco ". Luigi Orione, entró en el Oratorio de Valdocco, a los 14 años,el  4 de octubre de 1886 y dejó 16 agosto de 1889. Él fue capaz de confesarse con  Don Bosco, quién  en una entrevista le susurró: "Siempre seremos amigos" . Tal era la conciencia de los bienes recibidos y el sentido de pertenencia que  escribió … : "… después de Dios y de Nuestra Señora, si yo soy un sacerdote, es porque todo mi espíritu esta formado por los salesianos ". Don Orione no dudó en afirmar también que: "Nuestro espíritu, nuestro sistema y la forma de escucha de los hombres y las instituciones nos llegó de la formación de la Venerable obra de Don Bosco, Don Rua  y otros veteranos  Salesianos ".La Pequeña Obra de la Divina Providencia " está inspirada  por  Santos intercesores: José Benito Cottolengo Juan Bosco y Pío X "(artículo 2 de la Constitución ). 
  Don Flavio Peloso fdp Superior General

SUEÑOS PRÓFETICOS DE DON BOSCO


El 31 de enero se celebra la fiesta de San Juan Bosco, recordando su fallecimiento en 1888. Un santo cuya vida fue un derramar constante de milagros, en medio de un don gigantesco de guía y formación de jóvenes y adolescentes. Juan tenía una cantidad inigualable de dones: dueño de un físico superdotado, podía derrotar a deportistas profesionales en medio de proezas que sorprendían a todos. Actor inspirado, su talento para la comedia y el drama atraía a niños y adultos. Pero su amor por Jesús, a través de Maria Auxiliadora, supo darle a su vida un giro sorprendente. En pocos años se transformó en un imán que atraía a las multitudes, que sabían de los milagros sorprendentes que lo rodeaban, signo de su santidad.
Sus sueños proféticos, de los que se cuentan 159 en forma documentada, adelantaron muchas cosas que ya han ocurrido, y muchas otras que están pendientes de ocurrir. El más famoso, sin dudas, es el de las dos columnas, verdadero anticipo de la historia que espera a la iglesia y al mundo.
El 26 de mayo de 1862 Don Bosco había prometido a sus jóvenes que les narraría algo muy agradable en los últimos días del mes. El 30 de mayo, pues, por la noche les contó una parábola o semejanza según él quiso denominarla. He aquí sus palabras: «Os quiero contar un sueño. Es cierto que el que sueña no razona; con todo, yo que Os contaría a Vosotros hasta mis pecados si no temiera que salieran huyendo asustados, o que se cayera la casa, les lo voy a contar para su bien espiritual. Este sueño lo tuve hace algunos días. Figúrense que están conmigo a la orilla del mar, o mejor, sobre un escrollo aislado, desde el cual no ven más tierra que la que tienen debajo de los pies. En toda aquella superficie líquida se ve una multitud incontable de naves dispuestas en orden de batalla, cuyas proas terminan en un afilado espolón de hierro a modo de lanza que hiere y traspasa todo aquello contra lo cual llega a chocar. Dichas naves están armadas de cañones, cargadas de fusiles y de armas de diferentes clases; de material incendiario y también de libros (televisión, radio, internet, cine, teatro, prensa), y se dirigen contra otra embarcación mucho más grande y más alta, intentando clavarle el espolón, incendiarla o al menos acerle el mayor daño posible.


A esta majestuosa nave, provista de todo, hacen escolta numerosas navecillas que de ella reciben las órdenes, realizando las oportunas maniobras para defenderse de la flota enemiga. El viento le es adverso y la agitación del mar favorece a los enemigos. En medio de la inmensidad del mar se levantan, sobre las olas, dos robustas columnas, muy altas, poco distante la una de la otra. Sobre una de ellas campea la estatua de la Virgen Inmaculada, a cuyos pies se ve un amplio cartel con esta inscripción: Auxilium Christianorum. Sobre la otra columna, que es mucho más alta y más gruesa, hay una Hostia de tamaño proporcionado al pedestal y debajo de ella otro cartel con estas palabras: Salus credentium. El comandante supremo de la nave mayor, que es el Romano Pontífice, al apreciar el furor de los enemigos y la situación apurada en que se encuentran sus leales, piensa en convocar a su alrededor a los pilotos de las naves subalternas para celebrar consejo y decidir la conducta a seguir. Todos los pilotos suben a la nave capitaneada y se congregan alrededor del Papa. Celebran consejo; pero al comprobar que el viento arrecia cada vez más y que la tempestad es cada vez más violenta, son enviados a tomar nuevamente el mando de sus naves respectivas.


Restablecida por un momento la calma, el Papa reúne por segunda vez a los pilotos, mientras la nave capitana continúa su curso; pero la borrasca se torna nuevamente espantosa. El Pontífice empuña el timón y todos sus esfuerzos van encaminados a dirigir la nave hacia el espacio existente entre aquellas dos columnas, de cuya parte superior todo en redondo penden numerosas áncoras y gruesas argollas unidas a robustas cadenas. Las naves enemigas dispónense todas a asaltarla, haciendo lo posible por detener su marcha y por hundirla. Unas con los escritos, otras con los libros, con materiales incendiarios de los que cuentan gran abundancia, materiales que intentan arrojar a bordo; otras con los cañones, con los fusiles, con los espolones: el combate se toma cada vez más encarnizado. Las proas enemigas chocan contra ella violentamente, pero sus esfuerzos y su ímpetu resultan inútiles. En vano reanudan el ataque y gastan energías y municiones: la gigantesca nave prosigue segura y serena su camino. A veces sucede que por efecto de las acometidas de que se le hace objeto, muestra en sus flancos una larga y profunda hendidura; pero apenas producido el daño, sopla un viento suave de las dos columnas y las vías de agua se cierran y las brechas desaparecen.


Disparan entretanto los cañones de los asaltantes, y al hacerlo revientan, se rompen los fusiles, lo mismo que las demás armas y espolones. Muchas naves se abren y se hunden en el mar. Entonces, los enemigos, encendidos de furor comienzan a luchar empleando el arma corta, las manos, los puños, las injurias, las blasfemias, maldiciones, y así continúa el combate. Cuando he aquí que el Papa cae herido gravemente. Inmediatamente los que le acompañan acuden a ayudarle y le levantan. El Pontífice es herido una segunda vez, cae nuevamente y muere. Un grito de victoria y de alegría resuena entre los enemigos; sobre las cubiertas de sus naves reina un júbilo indecible. Pero apenas muerto el Pontífice, otro ocupa el puesto vacante. Los pilotos reunidos lo han elegido inmediatamente; de suerte que la noticia de la muerte del Papa llega con la de la elección de su sucesor. Los enemigos comienzan a desanimarse. El nuevo Pontífice, venciendo y superando todos los obstáculos, guía la nave hacia las dos columnas, y al llegar al espacio comprendido entre ambas, la amarra con una cadena que pende de la proa a un áncora de la columna que ostenta la Hostia; y con otra cadena que pende de la popa la sujeta de la parte opuesta a otra áncora colgada de la columna que sirve de pedestal a la Virgen Inmaculada. Entonces se produce una gran confusión.


Todas las naves que hasta aquel  momento habían luchado contra la embarcación capitaneada por el Papa, se dan a la huida, se dispersan, chocan entre sí y se destruyen mutuamente. Unas al hundirse procuran hundir a las demás. Otras navecillas que han combatido valerosamente a las órdenes del Papa, son las primeras en llegar a las columnas donde quedan amarradas. Otras naves, que por miedo al combate se habían retirado y que se encuentran muy distantes, continúan observando prudentemente los acontecimientos, hasta que, al desaparecer en los abismos del mar los restos de las naves destruidas, bogan aceleradamente hacia las dos columnas, llegando a las cuales se aseguran a los garfios pendientes de las mismas y allí permanecen tranquilas y seguras, en compañía de la nave capitana ocupada por el Papa. En el mar reina una calma absoluta. Al llegar a este punto del relato, San Juan Bosco preguntó a Beato Miguel Rúa: —¿Qué piensas de esta narración? Beato Miguel Rúa contestó: —Me parece que la nave del Papa es la Iglesia de la que es Cabeza: las otras naves representan a los hombres y el mar al mundo. Los que defienden a la embarcación del Pontífice son los leales a la Santa Sede; los otros, sus enemigos, que con toda suerte de armas intentan aniquilarla.


Las dos columnas salvadoras me parece que son la devoción a María Santísima y al Santísimo Sacramento de la Eucaristía. Beato Miguel Rúa no hizo referencia al Papa caído y muerto y San Juan Bosco nada dijo tampoco sobre este particular. Solamente añadió: —Has dicho bien. Solamente habría que corregir una expresión. Las naves de los enemigos son las persecuciones. Se preparan días difíciles para la Iglesia. Lo que hasta ahora ha sucedido es casi nada en comparación a lo que tiene que suceder. Los enemigos de la Iglesia están representados por las naves que intentan hundir la nave principal y aniquilarla si pudiesen. ¡Sólo quedan dos medios para salvarse en medio de tanto desconcierto! Devoción a María Santísima. Frecuencia de Sacramentos: Comunión frecuente, empleando todos los recursos para practicarlos nosotros y para hacerlos practicar a los demás siempre y en todo momento. ¡Buenas noches! Las conjeturas que hicieron los jóvenes sobre este sueño fueron muchísimas, especialmente en lo referente al Papa; pero Don Bosco no añadió ninguna otra explicación. Cuarenta y ocho años después —en A.D. 1907— el antiguo alumno, canónigo Don Juan Ma. Bourlot, recordaba perfectamente las palabras de San JuanBosco. Hemos de concluir diciendo que César Chiala y sus compañeros, consideraron este sueño como una verdadera visión o profecía.Fuente AICA

miércoles, 28 de enero de 2015

LA CURIA GENERAL SE HA REUNIDO EN PREPARACIÓN PARA EL NUEVO CAPÍTULO GENERAL

DESDE EL 26 AL 28 DE ENERO SE  REUNIERON EL CONSEJO GENERAL Y LOS SUPERIORES PROVINCIALES, VICEPROVINCIALES Y DELEGADOS DE LA OBRA DON ORIONE.
EN PREPARACIÓN PARA EL PRÓXIMO CAPÍTULO GENERAL QUE SE REALIZARÁ EN EL AÑO 2016.
SE CONTÓ CON LA PRESENCIA DEL SUPERIOR PROVINCIAL EMÉRITO DON ROBERTO SIMIONATO , HOY RECTOR DE LA BASÍLICA NUESTRA SEÑORA DE ITATÍ, CORRIENTES.TAMBIÉN SE ENCUENTRA NUESTRO NUEVO SUPERIOR PROVINCIAL DE ARGENTINA EL PADRE GUSTAVO AIME.
El objetivo del encuentro ha sido elaborar una propuesta de revisión de las Reglas, junto con las Constituciones, que forman el documento legal esencial de la Congregación.También se han tratado temas de obras y gestión del patrimonio, teniendo en cuenta el documento de la congregación para la vida consagrada "directrices para la gestión de los activos de las instituciones", y se compartieron compromisos de programación para este año. Entre los testimonios llegados desde Roma, se destaca que el encentro “fue un momento de comunión, compartiendo información, asuntos de gobierno

EL PRIMER MILAGRO DE DON BOSCO DESPUÉS DE SU MUERTE

EL PRIMER MILAGRO DE DON BOSCO DESPUÉS DE SU MUERTE
El primer milagro de Don Bosco muerto fue para Don Orione. Hay que anteponer que Luis Orione, como lo testifican las Memorias biográficas de Don Bosco (vol. XVIII, p. 539), estuvo entre los seis alumnos del oratorio de Valdocco que, aconsejados por Don Gioacchino Berto, ex secretario de Don Bosco, habían ofrecido durante una misa celebrada el 29 de enero de 1888 su vida a cambio de la prolongación de la de Don Bosco, ya en los momentos extremos. El Señor no aceptó esa oferta, por sus altísimos fines, ocultos a nosotros, mas preparaba -como es dulce reconocerlo- entre aquellos seis generosos a un nuevo astro de santidad que ilustraría a la Iglesia y el mundo, y además exaltaría como pocos las virtudes, los méritos, la santidad de Don Bosco, sobre todo reproduciéndolas en si mismo. Y llegó el alba helada del 31 de enero. A las 4.30 hs., con media hora de anticipación, extrañamente, el campanario de María Auxiliadora sonó los toques del Ave María. Un cuarto de hora después Don Bosco volaba al paraíso. El oratorio, aún en la consternación de ese momento, por otra parte esperado y preparado, no tomó el luto. En todos inmediatamente cundió la alegría serena de tener un nuevo gran intercesor en el cielo. Las grandiosas manifestaciones de devoción, que se verificaron alrededor de los restos mortales del gran apóstol de la juventud, confirmaron fuera de todo cálculo esta convicción. Al llegar a este punto debemos referir otro hecho que une a Don Bosco y a Luis Orione, confirmando ese “seremos siempre amigos” que le había dicho. En efecto Luis Orione puede considerarse el primer gran beneficiado con un milagro de Don Bosco subido al cielo. Le cedemos, otra vez, la palabra a él: “El día siguiente fue llevado a pulso a la iglesia de San Francisco de Sales, que le dio el nombre a la sociedad salesiana y permaneció allí expuesto todo el día. Fueron a visitarlo miles y miles de personas: desde Moncalieri, desde Vercelli y de muchísimos lugares. Pusieron también a unos muchachos para tocar los objetos, pues todos consideraban que Don Bosco era un santo. Quien tocaba un pañuelo, quien hacía tocar otros objetos. Habían puesto en esos días a tres muchachos a propósito para que tocaran lo que los fieles llevaban. Uno de ellos tocaba vendas y coronas del rosario. Y después no supo más que tocar. Y entonces le surgió en la mente como una luz, la idea de que se pudieran hacer tocar al cuerpo de Don Bosco trozos de pan y luego, haciéndolos comer a los enfermos, éstos pudieran sanar. Y como tenía la llave de uno de los refectorios, porque estaba a cargo de ellos, tomó pan y aferrando el cuchillo se puso a cortar; pero en el entusiasmo, no cortó sólo el pan, sino también un dedo, y tanto era el fervor, que le dio un segundo corte al dedo hasta el hueso. Pero cuando, finalmente, sintió el dolor y vio fluír la sangre, experimentó como un temor de que le faltara el índice, lo que lo haría no apto para el sacerdocio. Mas, después de ese primer temor y dolor, él tomó el dedo que colgaba, pues tenía el hueso cortado y, como el refectorio está abajo, corrió a la iglesia y tocó el cuerpo de Don Bosco, el dorso de la mano derecha... ¡Y la sangre permaneció en los poros de Don Bosco y la herida se sanó! La cicatríz está aún aquí...” (D.O., I, 305). Y así diciendo mostraba el índice de la mano derecha a sus hijos -Don Orione era zurdo-, que invitaba al himno de alabanza a Dios y agradecimiento a su santo maestro. Del libro: "Florecillas de Don Orione" de Mons. Gemma

DON BOSCO ¡¡¡¡ TRABAJÉ SIEMPRE CON AMOR !!!!


 De sus cartas
Si de verdad buscamos la auténtica felicidad de nuestros alumnos y queremos inducirlos al cumplimiento de sus obligaciones, conviene, ante todo, que nunca olvidéis que hacéis las veces de padres de nuestros amados jóvenes, por quienes trabajé siempre con amor, por quienes estudié y ejercí el ministerio sacerdotal, y no sólo yo, sino toda la Congregación salesiana....
¡Cuántas veces, hijos míos, durante mi vida, ya bastante prolongada, he tenido ocasión de convencerme de esta gran verdad! Es más fácil enojarse que aguantar; amenazar al niño que persuadirlo; añadiré incluso que, para nuestra impaciencia y soberbia, resulta más cómodo castigar a los rebeldes que corregirlos, soportándolos con firmeza y suavidad a la vez.
Os recomiendo que imitéis la caridad que usaba Pablo con los neófitos, caridad que con frecuencia los llevaba a derramar lágrimas y a suplicar, cuando los encontraba poco dóciles y rebeldes a su amor.
Guardaos de que nadie pueda pensar que os dejáis llevar por los arranques de vuestro espíritu. Es difícil, al castigar, conservar la debida moderación, la cual es necesaria para que en nadie pueda surgir la duda de que obramos sólo para hacer prevalecer nuestra autoridad o para desahogar nuestro mal humor. Miremos como a hijos a aquellos sobre los cuales debemos ejercer alguna autoridad. Pongámonos a su servicio, a imitación de Jesús, el cual vino para obedecer y no para mandar, y avergoncémonos de todo lo que pueda tener incluso apariencia de dominio; si algún dominio ejercemos sobre ellos, ha de ser para servirlos mejor. Éste era el modo de obrar de Jesús con los apóstoles, ya que era paciente con ellos, a pesar de que eran ignorantes y rudos, e incluso poco fieles; también con los pecadores se comportaba con benignidad y con una amigable familiaridad, de tal modo que era motivo de admiración para unos, de escándalo para otros, pero también ocasión de que muchos concibieran la esperanza de alcanzar el perdón de Dios. Por esto, nos mandó que fuésemos mansos y humildes de corazón. Son hijos nuestros, y, por esto, cuando corrijamos sus errores, hemos de deponer toda ira o, por lo menos, dominarla de tal manera como si la hubiéramos extinguido totalmente. Mantengamos sereno nuestro espíritu, evitemos el desprecio en la mirada, las palabras hirientes; tengamos comprensión en el presente y esperanza en el futuro, como nos conviene a unos padres de verdad, que se preocupan sinceramente de la corrección y enmienda de sus hijos. En los casos más graves, es mejor rogar a Dios con humildad que arrojar un torrente de palabras, ya que éstas ofenden a los que las escuchan, sin que sirvan de provecho alguno a los culpables.

JUBILEOS, RENOVACION DE VOTOS, PRIMERAS PROFESIONES


INVITACIÓN INICIO CENTENARIO, PHMC



PEQUEÑAS HERMANAS MISIONERAS
DE LA CARIDAD (DON ORIONE)
CASA PROVINCIAL
EUGENIO GRAZON 3975
CAPITAL FEDERAL
“Que la mirada de la Virgen este siempre sobre vosotras,
en todos vuestros pasos podáis llevar por doquiera el espíritu del Señor,
el espíritu de paz , de alegría, de gozo…” (Don Orione 8-12-1927)
Prot. 01/15
Bs As, 21 de enero de 2015.-
Queridas Hermanas, sacerdotes y laicos amigos:
Deo Gratias! Como ya todos saben el 2 de febrero es para nuestra familia religiosa una fecha siempre importante, siempre significativa. Este año, en que por el calendario la hemos adelantado al 1 de febrero, no deja de ser un día muy especial, cinco hermanas que festejan sus Bodas de Plata: María Rosa Vallejos Colina, Maria del Rosario Gallardo, María Graciela Sánchez, María Victoria Pérez y María de los Ángeles Stang y la Hermana María Zulema Ayala festeja sus 50 años de vida religiosa.
La ocasión es muy importante porque, además de ser el año de la Vida Consagrada, nuestra Congregación iniciará desde aquí, la celebración por el año del Centenario de fundación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, con la presencia de nuestra Madre General María Mabel Spagnuolo. Desde hace tres años, venimos haciendo un camino de preparación para agradecer al Señor por su infinita misericordia; recordando con reconocimiento, celebrando con alegría y mirando el futuro con renovada esperanza.
Será un día de acción de gracias, con actividades desde la mañana y a las cuales, además de invitar a todas las hermanas de nuestras comunidades, les pedimos que hagan extensiva la invitación a laicos, jóvenes y amigos de nuestras obras.
El programa es el siguiente:
9.30 hs: Convocatoria.
9.45 hs: Bienvenida e Introducción en el salón a cargo de Madre María Mabel Spagnuolo.
10.15 hs: Adoración Eucarística.
11.00 hs: Procesión a la Capilla Chica donde quedará expuesto el Santísimo.
11.15 hs: Misión Barrial
12.15 hs: Regreso y oración.
12.30 hs: Almuerzo a la canasta.
15.30 hs:” Discípulas Misioneras”. Testimonios.
17.00 hs: Mateada
18.00 hs: Power de las P.H.M.C en la Capilla Grande
                Video de las hermanas que celebran sus 25 años y 50 años de vida religiosa
18.30 hs: Ensayo de Cantos y preparación para la Misa
19.00 hs. Santa Misa: precedida por Mons. Ernesto Giobando, sj. Obispo auxiliar de Bs As.
20.00 hs. Suelta de globos y animación.
                                                    Los esperamos.
Hna. María Trinidad Almada
Superiora Provincial

martes, 27 de enero de 2015

MENSAJE PARA CUARESMA DEL PAPA FRANCISCO


Se presentó esta mañana, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Mensaje del Papa para la Cuaresma 2015, que se inicia el miércoles de Ceniza, 18 de febrero. El Santo Padre inicia recordando que “la Cuaresma es un tiempo de renovación para la Iglesia, para las comunidades y para cada creyente, pero sobre todo es un “tiempo de gracia”. Francisco indica en su Mensaje, -titulado ‘Fortalezcan sus corazones’ y fechado el 4 de octubre de 2014, Fiesta de San Francisco de Asís- que “uno de los desafíos más urgentes sobre los que quiero detenerme es el de la globalización de la indiferencia”.
“Ocurre que cuando estamos bien y nos sentimos a gusto, nos olvidamos de los demás (algo que Dios Padre no hace jamás), no nos interesan sus problemas, ni sus sufrimientos, ni las injusticias que padecen” subraya Francisco, refiriéndose luego a la “actitud egoísta, de la indiferencia”, que “alcanzó hoy una dimensión mundial, hasta tal punto que podemos hablar de una globalización de la indiferencia. Se trata de un malestar que tenemos que afrontar como cristianos”......

El Pontífice desea que se celebre en toda la Iglesia el próximo 13 de marzo, que coincide con el segundo aniversario de su elección pontificia la iniciativa “24 horas con el Señor”, cuyo lema este año es “Dios rico en misericordia”. Y reitera que “Dios no nos pide nada que no nos haya dado antes: “Nosotros amemos a Dios porque él nos amó primero”. Él no es indiferente a nosotros. Está interesado en cada uno de nosotros, nos conoce por nuestro nombre, nos cuida y nos busca cuando lo dejamos. Cada uno de nosotros le interesa; su amor le impide ser indiferente a lo que nos sucede”.“Queridos hermanos y hermanas, deseo orar con ustedes a Cristo en esta Cuaresma: “Haz nuestro corazón semejante al tuyo”. De ese modo tendremos un corazón fuerte y misericordioso, vigilante y generoso, que no se deje encerrar en sí mismo y no caiga en el vértigo de la globalización de la indiferencia”.
“Con este deseo -concluye el mensaje- aseguro mi oración para que todo creyente y toda comunidad eclesial recorra provechosamente el itinerario cuaresmal, y les pido que recen por mí. Que el Señor los bendiga y la Virgen los guarde”.
Texto completo del mensaje del Papa para la Cuaresma

¡¡NUNCA MÁS, SEÑOR, NUNCA MÁS !!!




TUIT DEL PAPA EN EL DÍA DE LA MEMORIA
"Auschwitz es un grito de dolor que, en ese gran sufrimiento, está pidiendo un futuro de respeto, de paz y de encuentro entre los pueblos".
Queridos amigos, el 27 de enero de 1945, las tropas rusas entraron en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, donde encontraron el horror que todos conocemos.
Por eso hoy se celebra el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto: aproximadamente 6 millones de hebreos, un millón de gitanos, 250.000 personas discapacitadas física o mentalmente, miles y miles de cristianos, disidentes políticos, homosexuales...
Entre las víctimas cristianas, podemos recordar a san Maximiliano Kolbe, sacerdote franciscano que se ofreció a tomar el lugar de un padre de familia destinado a morir en el "bunker del hambre". O a santa Edith Stein, monja carmelita descalza de origen hebrea que murió en las cámaras de gas de Auschwitz.
Oremos con el Papa para que todo el enorme sufrimiento humano que simboliza Auschwitz no se repita jamás, para que aprendamos de la historia a construir un futuro de paz y respeto.
Les dejamos esta oración del Papa Francisco en el Memorial de Yad Vashem
"Adán, ¿dónde estás?” (cf. Gn 3,9). ¿Dónde estás, hombre? ¿Dónde te has metido?
En este lugar, memorial de la Shoah, resuena esta pregunta de Dios: “Adán, ¿dónde estás?”.
Esta pregunta contiene todo el dolor del Padre que ha perdido a su hijo.
El Padre conocía el riesgo de la libertad; sabía que el hijo podría perderse… pero quizás ni siquiera el Padre podía imaginar una caída como ésta, un abismo tan grande. Ese grito: “¿Dónde estás?”, aquí, ante la tragedia inconmensurable del Holocausto, resuena como una voz que se pierde en un abismo sin fondo…
Hombre, ¿quién eres? Ya no te reconozco. ¿Quién eres, hombre? ¿En qué te has convertido? ¿Cómo has sido capaz de este horror? ¿Qué te ha hecho caer tan bajo? Quién te ha corrompido? ¿Quién te ha desfigurado? ¿Quién te ha contagiado la presunción de apropiarte del bien y del mal? ¿Quién te ha convencido de que eres dios?
No sólo has torturado y asesinado a tus hermanos, sino que te los has ofrecido en sacrificio a ti mismo, porque te has erigido en dios. Señor, escucha nuestra oración, escucha nuestra súplica, sálvanos por tu misericordia. Sálvanos de esta monstruosidad. Señor omnipotente, un alma afligida clama a ti. Escucha, Señor, ten piedad.
Hemos pecado contra ti. Tú reinas por siempre (cf. Ba 3,1-2). Acuérdate de nosotros en tu misericordia. Danos la gracia de avergonzarnos de lo que, como hombres, hemos sido capaces de hacer, de avergonzarnos de esta máxima idolatría, de haber despreciado y destruido nuestra carne, esa carne que tú modelaste del barro, que tú vivificaste con tu aliento de vida.
¡Nunca más, Señor, nunca más!"