SABÍAS ?

MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA BARRANQUERAS

SABES LO QUE SIGNIFICA MLO? SIGNIFICA MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA

¿ Y SU ORIGEN? :

El MLO tiene su origen en Don Orione el cual durante toda su vida, ha comprometido a los laicos en su espíritu y misión para "sembrar y arar a Cristo en la sociedad".

¿Quiénes integran el movimiento?
Todos aquellos laicos que enraizados en el Evangelio, desean vivir y transmitir el carisma de Don Orione en el mundo...

¿Cuál es el fìn del MLO?

Es favorecer la irradiación espiritual de la Familia orionita, más allá de las fronteras visibles de la Pequeña Obra.
¿Cómo lograr esto?

A través del acompañamiento, animación y formación en el carisma de sus miembros,respetando la historia y las formas de participaciòn de cada uno.

¿Te das cuenta? Si amás a Don Orione, si comulgás con su carisma, si te mueve a querer un mundo mejor, si ves en cada ser humano a Jesús, si ves esa humanidad dolorida y desamparada en tus ambientes, SOS UN LAICO ORIONITA.

¿SABÍAS?
El camino y las estructuras del MLO, se fueron consolidando en las naciones de presencia orionita. Al interno del MLO y con el estímulo de los Superiores Generales , se juzgó maduro y conveniente el reconocimiento canónico del MLO ... así fue solicitado como Asociación Pública de Fieles Laicos, ante la Congregación para la vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCVSA) y fue aprobado el 20 de noviembre de 2012.

Y BARRANQUERAS, SABÉS DONDE QUEDA? en el continente americano, en América del Sur, en ARGENTINA, y es parte de la Provincia del CHACO.

viernes, 31 de julio de 2015

SALESIANO POLACO A QUIÉN CONOCIO DON ORIONE :AUGUSTO CZARTORYSKI




Hoy celebramos, la memoria del beato salesiano polaco, que murió a los 34 años de edad en Alassio (Savona).

El 2 de agosto, celebramos la memoria del beato Augusto Czartoryski, salesiano polaco. Don Orione  lo conoció personalmente   en Valdocco (1886-1889), donde había muchos jóvenes polacos que estudiaban  y trataban de entrar en la Congregación Salesiana. Entre ellos estaba Augusto Czartoryski, este príncipe quien, a pesar de la oposición de su familia, había seguido  su vocación a la vida religiosa y el sacerdocio.
Don Orione fue testigo de su vocación religiosa. " Cuando  Don Bosco estaba todavía vivo fui testigo de la vestición del hábito clerical del  joven príncipe polaco, que ahora está en proceso de beatificación. Y "era el  príncipe Augusto Czartoryski "(Buenas noches del 23 de abril 1939)”.
Augusto Czartoryski nació en París de padres polacos  el 02 de agosto 1858. Su  familia desde hacía tres décadas, se había instalado en Francia, después de la revolución de 1830 y la confiscación de sus bienes. Augusto perdió a su madre  a los seis años de  tuberculosis, esta  enfermedad  fue transmitida a su hijo. Augusto intentó, sin éxito sanar, viajando a Suiza, Italia, España y Egipto. En París, no le gustó el estilo de vida de la nobleza, y su vida cambió gracias a un encuentro con Don Bosco. Entró en la Congregación Salesiana en Turín en 1886, el mismo año en el que llegó a Valdocco el joven Luis Orione. Debido a la enfermedad, fue enviado a completar sus estudios en Liguria, donde fue ordenado sacerdote en San Remo 02 de abril 1892. Su vida sacerdotal duró sólo un año, en Alassio, en Savona. Murió a los 34 años el 8 de abril de 1893. Fue beatificado en Roma por el Papa Juan Pablo II el 25 de abril de 2004. En la Homilía lo presentó así:
"Augusto Czartoryski, joven príncipe, ha desarrollado un método eficaz para discernir el plan divino. presentando a Dios en la oración  todas las preguntas e inquietudes subyacentes y luego en el espíritu de obediencia  él siguiá el consejo de sus guías espirituales. Así que él entendió su vocación de seguir una vida de pobreza para servir a los más pequeños. El mismo método  le ha permitido, a lo largo de toda la vida, de tomar decisiones, de modo que hoy podemos decir que se ha dado cuenta de los designios de la Divina Providencia de una manera heroica. Quiero dejar el ejemplo de su santidad para los jóvenes que hoy están buscando la manera de descifrar la voluntad de Dios para sus vidas y desean continuar fielmente cada día, conforme a la palabra de Dios. Queridos jóvenes, aprendan deI Beato Augusto a pedir ardientemente en la oración la luz del Espíritu Santo y guías sabios, para que pueda conocer el plan de Dios en su vida y ser capaz de caminar por el camino de la santidad "

jueves, 30 de julio de 2015

UN NIÑO HUERFANO CONQUISTADO POR DON ORIONE, PARA SER SACERDOTE ORIONITA : LUIS VARETTO

Regresaron los restos del Padre Varetto02
A 26 años de su fallecimiento, los restos del padre Luis Varetto FDP regresaron desde el cementerio del Pequeño Cottolengo de Claypole a la ciudad de Mar del Plata, y fueron depositados al ingreso de la parroquia San José, en el marco de una misa presidida por el obispo diocesano, monseñor Antonio Marino, y acompañada por la comunidad parroquial orionita y gran cantidad de fieles que fueron testigos de su ministerio.
En la Santa Misa estuvieron presentes el intendente Municipal Gustavo Pulti, el Obispo Diocesano Monseñor Antonio Marino, los sacerdotes orionitas, el Padre Fernando Miñones, el Padre Pablo Almada, el Padre Jorge Farfán y el Padre Jorge Torti en representación del consejo provincial, el concejal Héctor Rosso, integrantes del Grupo Scout José Manuel Estrada, la Comunidad Guía 136 Padre Varetto y del Colegio Pablo Tavelli, ex alumnos, entre otros.
El Padre Luis Varetto fue discípulo directo de San Luis Orione, ejerció su sacerdocio durante 40 años en esta ciudad, donde fue director y docente de carpintería de la Escuela de Artes y Oficios Pablo Tavelli, formando a la mayoría de los carpinteros y ebanistas de la ciudad.
Durante la homilía, el obispo Marino, tras recordar que la mayor parte de la vida como religioso y apóstol del padre Luis Varetto transcurrió en la parroquia San José, afirmó que "su presencia en este lugar tiene un profundo significado humano y eclesial"; y que "hace bien recordar, sobre todo cuando se trata de hacer memoria de quienes fueron figuras que dejaron una herencia espiritual y supieron vivir abriendo a los demás caminos de alegría y de esperanza". Tras advertir que como las personas, la sociedad y las comunidades pueden perder la memoria", sostuvo que "se corre entonces el peligro de la falta de rumbo y de una crisis de identidad. El padre Luis Varetto, vivió en esta comunidad desde 1946 hasta su muerte, en 1989, y son todavía muchos los que lo recuerdan con admiración y gratitud; a 25 años de su partida, sus restos vuelven a este lugar como un signo que ayudará a todos a recordar; para los padres orionitas será un recuerdo permanente del rumbo iniciado por el santo fundador Don Orione, de quien Varetto fue testigo y discípulo privilegiado".
"Hoy los exhorto a no perder la memoria, para no perder el rumbo. Para toda la feligresía y para esta diócesis será un estímulo en la misión que hemos recibido, de ser testigos del amor de Cristo ante los demás. Desde su gran corazón, Don Orione ofreció su paternidad a un niño afligido por la muerte de su padre. La providencia esperaba ese momento para iniciar en el alma del pequeño Luis un proceso vocacional cuya fecundidad se desplegó en respuesta fiel por el resto de sus días. El niño pobre y desamparado nacido en la región de Venecia, encontró su casa en el corazón de Don Orione y en la familia espiritual por él fundada", destacó monseñor Marino.
Monseñor Marino dijo luego que Varetto llegará a tener en estas tierras y en este barrio una misión que cumplirá con amor y tenaz perseverancia. "Jesús quiere evangelizadores que anuncien la buena noticia no sólo con palabras sino, sobre todo, con una vida que se ha transfigurado en la presencia de Dios. Estas recientes palabras del papa Francisco pueden aplicarse por excelencia a este fiel hijo espiritual de San Luis Orione".
Luego de manifestar que "la presencia de sus restos ayudará a recordar su obra social que, al mismo tiempo, nunca dejó de ser religiosa", el obispo de Mar del Plata sostuvo que "con lúcida intuición pedagógica, promovió el Movimiento Scout como método educativo para los niños y la juventud; también fundó el batallón de exploradores José Manuel Estrada y la Compañía N° 5 de Guías Argentinas. Entre sus iniciativas se ocupó de construir y dirigir el Cine Don Orione y de organizar festivales y obras de teatro. La grandeza de su figura fue también reconocida por la sociedad civil ya que la calle de acceso a Sierra de los Padres lleva su nombre. Su vida nos parece una buena ilustración del programa que el Santo Padre nos traza; evangelizadores con espíritu quiere decir evangelizadores que oran y trabajan".
El intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, remarcó que “el Padre Varetto está ligado al recuerdo y memoria de todos los marplatenses. No solamente fue un cura carpintero, un cura profesor, sino que fue un pionero como al crear Scouts en Mar del Plata. Visualizó el potencial –en su momento- de Sierra de los Padres. Fue una referencia y yo pienso que hoy en el Siglo XXI esto que está ligado a la mejor memoria de los marplatenses, tiene por delante mucho por darnos ante las dudas e incertidumbres en las que vivimos como las adicciones, el desaliento, la necesidad de defender el trabajo y de defender nuestros barrios. El Padre Varetto es una figura emblemática para los marplatenses. Ha hecho mucho por una cultura, por una manera de ser cuidado y respetando la vida, y eso tiene un gran valor”.
En 1949, el Padre Luis Varetto fundó el Batallón de Exploradores José Manuel Estrada, hoy Grupo Scout 303 y en 1966 la Comunidad Guía 136, que lleva su nombre, fue director y constructor de la Colonia que la Obra Don Orione tiene en Bariloche y de la Villa Padre Varetto en Sierra de los Padres, perteneciente a la Asociación Amigos de los Scouts y Guías Don Orione. En reconocimiento a su labor, el Concejo Deliberante de General Pueyrredón en 1994, impuso su nombre al camino de acceso a Sierra de los Padres.
Reseña biográfica del Sacerdote Luis Varetto
El Padre Luis Varetto, nació un 16 de abril de 1908 en Mira, un pueblito de Venecia, Italia. Su padre murió cuando era muy pequeño y por ello fue enviado por su madre junto a sus hermanos a un colegio pupilo de Berna de la Obra Don Orione, donde aprendieron ebanistería y construcciones en madera artística. Fue en este lugar donde Luis conoció a quien sería su gran maestro y guía de sus días, Don Orione, con quien tuvo este diálogo:
DO: "Ven niño, dime cómo te llamas".
V: "Luis, padre".
DO: "Bonito nombre. ¿Y tu papá?
V: "Yo no tengo papá. El ha muerto".
DO: "Y... ¿Qué piensas hacer Luis?
V: "Voy a ser carpintero".
DO: "Igual que San José. Bendito oficio. Voy a proponerte una cosa: de ahora en más yo seré tu papá. ¿Quieres?
Ese fue un trascendental encuentro entre Varetto y Don Orione. De allí en más el amor y la luz del maestro, inculcaron en el niño el ferviente deseo de ingresar a la vida sacerdotal. Fue recibido en la Congregación por Don Sterpi en 1928 en Tortona. Allí fue parte de los “carissimi”, trabajando en la construcción del santuario de la Virgen de la Guardia. Recibió el hábito religioso en Génova, el 19 de marzo de 1931, de manos del fundador. Hizo su noviciado en Villa Moffa de Bra (1934-1935), profesando por primera vez en la fiesta de la Asunción de 1935. El 19 de mayo del año 1936 Varetto llegó a Buenos Aires donde tuvo como destino la casa de Pompeya, donde estudiará y hará su tirocinio. El 16 de febrero del 1943 emitió los Votos Perpetuos, y en esta ciudad, se ordenó sacerdote el 21 de septiembre en 1946. Un mes después fue trasladado a la Parroquia San José en la ciudad de Mar del Plata, donde viviría hasta el final de sus días.
De toda su obra podemos destacar que fue nombrado director de la carpintería de la Escuela de Artes y Oficios Pablo Tavelli en 1950. Fue un gran promotor del movimiento Scout, en la cual veía un método educativo para los niños y la juventud, recibiendo la Medalla al Mérito Scout, de la U.S.C.A (Unión Scout Católicos Argentinos). Fue el fundador del batallón de Exploradores José Manuel Estrada y de la Compañía n° 5 de Guías Argentinas. También se ocupó de construir y dirigir el cine Don Orione, organizar además festivales y obras de teatro. En los años '70, Varetto tomó a cargo la colonia de San Carlos de Bariloche. A partir de entonces, Bariloche pasó a ser su segunda ciudad.
El 17 de diciembre de 1985 pronunció el IVº Voto de fidelidad especial al Papa.
Lamentablemente, luego de dolorosa enfermedad, el Padre Varetto falleció el 28 de junio de 1989 a los 81 años de edad, 53 de profesión religiosa y 42 de sacerdocio, quedando en el recuerdo de todos aquellos que tuvieron la suerte de conocerlo como el querido “pobre viecco”.
Informe: P. Pablo Almada

SAN IGNACIO DE LOYOLA Y DON ORIONE

Don Orione decía de  San Ignacio  TAMBIÉN ES MI PADRE

Ignacio de Loyola fue proclamado santo por el Papa Gregorio XV en 1622 y es recordado 31 de julio de su  dies natalis  al cielo en 1556.

Ignacio era el menor de 13 hermanos y creció con comodidad en el Castillo con su familia. Durante un breve período se desempeñó como un cortesano, y en 1517, después de la muerte de ambos padres, se alistó en el ejército. Durante el sitio de Pamplona, ​​fue herido en la pierna por una bala de cañón.

Por lo que estuvo en  cama durante tres meses, bajo estricto control médico fue sometido a dolorosas operaciones. Durante este período él fue capaz de acercarse al cristianismo a través de la lectura de  textos religiosos  que le dejaron profundamente fascinado, especialmente a partir de la vida de Cristo y de la Legenda Aurea: estas lecturas golpearon  íntimamente en el futuro santo, ocurrida la curación  de su pierna (lesionada todavía será más corta que la otra), decidió convertirse y su vida  cambió drásticamente,  el sufrimiento físico soportado por Ignacio, el miedo y la ansiedad experimentada durante ese tiempo, fue crucial para su conversión, porque   en esa  situación de desamparo, en su "cruz", fue capaz de encontrar a Dios en su vida, en la persona de Jesucristo, por la que tuvo a bien vivir a partir de entonces, siguiendo el ejemplo de los santos, y de  Jesucristo, buscando imitarlo hasta encarnarlo en su propia vida, con los hechos y con el corazón, convirtiéndose en un verdadero instrumento de la acción divina.

Para Ignacio de Loyola, de hecho, el hombre progresa o retrocede, sin distinción, a imitación de Jesucristo, en quien el hombre encuentra su más alta expresión.

A la edad de 33 años, tuvo a bien, para llevar mejor a cabo las actividades de apostolado, para profundizar en su conocimiento de la literatura y la teología en Alcalá y Salamanca y luego a París, desde 1528 hasta 1534.

Allí conoció a sus primeros compañeros y discípulos (Pedro Fabro , Francisco Javier, Diego Laínez, Alfonso Salmerón, Simão  Rodrigues y Nicolás Bobadilla) que, junto con él, 15 de agosto 1534 , en la Capilla de Montmartre  fundó la Compañía de Jesús, el verdadero resultado de la conversión de San Ignacio. Como parte de la Compañía de Jesús, hasta la fecha, hay 49 de los cuales 34 santos y beatos mártires son menos de 147, de los cuales 139 mártires y muchos siervos de Dios, Venerables, entre las que San Francisco Javier, que evangelizó la India y Japón y Matteo Ricci, uno de los más grandes misioneros de China.
El santo  envió sus "hijos" a todo el mundo entonces conocido, incluyendo los llamados "nuevos países" (África, América y Asia), para llevar la "buena noticias ",fundó   escuelas , institutos, colegios y seminarios; en 1544, a instancias del Papa, Ignacio vino a Roma y jugó una actividad asidua con la oración, la celebración de la Eucaristía diaria y la coordinación de todas las actividades de la sociedad. Sabemos  que Don Orione  admiraba a San Ignacio y a los jesuitas, su espiritualidad y su apostolado. "San Ignacio es también mi padre ", escribió el 1 de agosto de 1905 en 1920, confió: ". si me da  para elegir un santo y protector de mi Instituto,  escojo a San Ignacio " ; en otra ocasión explicó que era "mi protector especial desde los años que estuve en el seminario." Pero el punto de encuentro especial está en el cuarto voto que él quería, no sólo  Don Orione "obediencia al Papa", pero "la lealtad especial para el Papa," lo que indica un compromiso total de corazón, de mente y  amor por el Papa. Pero hay muchos ejemplos y enseñanzas de San Ignacio recuerda  Don Orione . El 19 de febrero de 1940,a menos de un mes  de su muerte, Don Orione  recordó: "San Ignacio de Loyola despojado de las magníficas ropas - eran españolas -  se vistió las ropas de un mendigo; y el Estado dice: "La pobreza debe ser el sólido muro de defensa del espíritu de la Compañía de Jesús".


San Ignacio de Loyola contribuyó en gran medida a la renovación de la vida cristiana, sobre todo con sus escritos, en una gran cantidad de discípulos. Se lo  nombra después de los llamados "ejercicios ignacianos." Es considerado una autoridad en el campo de la educación cristiana .Don Orione lo  ha mencionado a menudo, especialmente cuando se trataba de la educación: "Cuando no se iba a utilizar en sentido estricto, es siempre con sabiduría, moderación y, en vez, experimenta el familias; y si, por tanto, no debería ser, si, entonces, no se puede prescindir, más bien, la suspensión de las clases, primero por unos días, y luego otro, y luego, en los casos más graves, en lugar dimitir tanto de la la escuela de casa. Aquí hablo sólo de los que asistieron, y para los que conviven con nosotros. "Sed cum dimittantur consuelo", dice San Ignacio: no te vayas con el corazón lleno de veneno, nunca "(Cf. Carta Apostólica I, 373)!.   

116 AÑOS DE LA PRIMERA VESTICIÓN DE UN EREMITA


Día Mundial contra la trata: 2 millones de niños son explotados sexualme...

Entrevista con el Padre Don Flavio Peloso (fdp) en Argentina

miércoles, 29 de julio de 2015

Superior de la Obra Don Orione en Argentina visitó Mar del Plata

Superior de la Obra Don Orione en Argentina visitó Mar del Plata

¡¡¡¡ 30 DE JULIO 2006-2015, PADRE MARIO CABRI VA A LA CASA DEL PADRE !!!!

P. Mario Cabri: un corazón generoso y disponible


Permanece grabada en mi memoria la frase que escuché el 30 de Julio de 2006, al terminar de almorzar en el Hogar Sacerdotal del Cottolengo de Claypole: “el P. Cabri acaba de partir a la casa del Padre”. Todos sabíamos que el P. Cabri estaba delicado de salud, pero la noticia nos golpeo a todos, pues moría un hombre de Dios, un patriarca…

 Con el correr de los días, comenzaron a llegar recuerdos, muestras de afectos y anécdotas sobre el querido P. Mario Cabri.
Para los jóvenes religiosos que no hemos alcanzado a conocer a Don Orione la imagen de ‘Don Mario’ se nos aparece, sin duda, como la más cercana a nuestro padre fundador. Con estas palabras definía el P. Aníbal Quevedo la figura del P. Mario Cabri en un mensaje escrito en la página web de la Congregación.
Mons. Rubén Di Monte, arzobispo de Mercedes-Luján, recordaba al P. Cabri con estas palabras: San Luís Orione tiene que ver mucho con este Arzobispo y con Mercedes-Luján. Cuando Monseñor Serafini concretó el sueño de un Seminario, lo comenzó en el hogar Torello. Allí funcionó el primer año del futuro Seminario Pío XII. Uno de los primeros confesores que tuvimos, quienes lo elegimos, fue el P. Mario Cabri que murió, hace muy poco a los 92 años. Sacerdotes que vinieron en aquellos años muy sacrificados y generosos

 Don Orione le pidió que venga a América dado algunos problemas y la necesidad de hijos dignos…”:
Querido Cabri, siempre encontré en ti un corazón muy generoso y disponible, por esto, luego de haber rezado, vengo a pedirte un grande y generoso sacrificio.
La Congregación tiene la necesidad que tú, por algún año, permanecieras en América, donde tengo urgente necesidad de hijos dignos de confianza y de religiosos no solo de nombre, sino de hechos (…) Mándame, una buena palabra donde sienta toda tu generosidad de tu corazón de buen religioso”.[1]

Misioneros orionitas en el "Neptunia", Abril de 1940

La idea original de Don Orione era que el P. Cabri, entonces un joven sacerdote, venga por dos o tres años y luego volviese a Italia a terminar su doctorado en la Universidad Gregoriana, dos años que se transformarán en 66 años de entrega generosa en nuestro país.
Su ejemplo misionero labraría los corazones de muchos jóvenes y religiosos.
Para quienes tuvimos la dicha de participar en la ordenación sacerdotal del P. Mariano Zapico, misionero en la India, permanece imborrable la imagen del P. Cabri caminando lentamente hacia Mariano, para imponerle las manos y luego darle el saludo de la paz… en ese momento todos sentimos que le pasaba el espíritu misionero, como diciendo: “ahora es tu turno, seguí mi legado”.  

 A fines de los años noventa, se discutía mucho dentro de la Congregación acerca del uso de los teléfonos celulares, los cuales no estaban tan difundidos como ahora. Se buscaba de discernir su utilidad, si eran un signo de status o no, si convenía que fuese personal o comunitario, etc., etc.; en síntesis, la discusión era si éstos iban contra el espíritu de la pobreza o no, y si eran necesarios o superfluos.
En una reunión de comunidad, mientras se esgrimían diferentes argumentos a favor y en contra del uso de los teléfonos celulares, el P. Cabri, compartió con gran sencillez lo que pensaba: “Don Orione uso el teléfono, el disco, la radio, el coche, el avión, y hoy usaría el celular”. Una respuesta que dejo atónitos a quienes estaban presentes en esa reunión, por la simplicidad y sabiduría de la misma.

  Durante mi tirocinio en Claypole, mientras hablábamos de las cartas de Don Orione, el P. Cabri nos dijo que era muy importante leerlas para conocer lo que pasaba por el corazón del Fundador. Nos decía que a pesar de haber conocido personalmente a Don Orione, leyendo sus cartas descubría cosas nuevas del pensamiento y los sentimientos del Fundador. “Nosotros éramos jóvenes, y había cosas que Don Orione no nos decía. Leyendo sus cartas descubro muchos de sus sufrimientos y problemas que vivió, cosas que nosotros en aquel tiempo no sabíamos, ni nos dábamos cuenta”.
Por último, recuerdo que cuando éramos seminaristas, estabamos mirando algunas imágenes de Don Orione y el P. Cabri se nos acercó, miro las estampas y nos dijo: “Este es Don Orione, siempre sonriendo”.
 Gracias, P. Cabri por reflejarnos la imagen de Don Orione y por ser “un corazón muy generoso y disponible”.

Fuente P. Facundo Mela fdp

martes, 28 de julio de 2015

¡¡¡¡ DÍA DE LOS VALORES HUMANOS !!!!



29 de Julio
Día de los Valores Humanos en ARGENTINA

El 29 de julio de cada año se celebra el Día de los Valores Humanos que tiene como motivo regular la conducta, superación y dignificación moral y espiritual de cada persona, con esta idea se sanciono en el año 2003, en la Argentina la ley 25.787.
A través de esta regulación se dispone que este día se impartan en todos los establecimientos educativos del país clases alusivas, destinadas a exaltar el significado de los valores que dignifican y ennoblecen las relaciones humanas.

La sanción de esta ley surge a partir de que en la última dictadura militar, se practicó una violación masiva y sistemática de los derechos humanos fundamentales, a través del aparato organizado del poder, que actuó bajo la forma del terrorismo de estado.

El objetivo de esta ley es que lleve a los argentinos a reflexionar sobre aquellos principios y sobre el carácter moral que contribuyen a la autorrealización de las personas y de las sociedades, como así también a una valoración espiritual.

El concepto de valores humanos abarca todos aquellos bienes universales que vamos adquiriendo, asimilando y transmitiendo en nuestra vida y que nos motivan en nuestras decisiones cotidianas, ayudándonos a nuestra autorrealización y perfeccionamiento.
Hay muchas clases de valores, según el plano donde nos situemos o el aspecto de nuestra vida que nos afecta tales como los económicos, los que nos satisfacen como persona, los que trascienden la persona y los que ayudan a relacionarnos con los demás.

No es fácil definir los valores ni mucho menos establecer una escala de orden de prioridad pero, algunos que se pueden citar son: decencia, coherencia, sana diversión, saber dar y recibir consejos, patriotismo, puntualidad, objetividad, docilidad, compasión, amor, desprendimiento, serenidad, respeto y tolerancia.

Esta ley involucra a todos los seres humanos que nacen con derechos que les pertenecen, sin importar la raza, la cultura, la nacionalidad o la religión que posean.

Los derechos humanos son patrimonio de la humanidad y trascienden las fronteras nacionales, es por eso que tenemos que conmemorar este día informándonos sobre los derechos que nos pertenecen para luego hacerlo valer a lo largo de la vida en cada situación cotidiana.