SABÍAS ?

MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA BARRANQUERAS

SABES LO QUE SIGNIFICA MLO? SIGNIFICA MOVIMIENTO LAICAL ORIONITA

¿ Y SU ORIGEN? :

El MLO tiene su origen en Don Orione el cual durante toda su vida, ha comprometido a los laicos en su espíritu y misión para "sembrar y arar a Cristo en la sociedad".

¿Quiénes integran el movimiento?
Todos aquellos laicos que enraizados en el Evangelio, desean vivir y transmitir el carisma de Don Orione en el mundo...

¿Cuál es el fìn del MLO?

Es favorecer la irradiación espiritual de la Familia orionita, más allá de las fronteras visibles de la Pequeña Obra.
¿Cómo lograr esto?

A través del acompañamiento, animación y formación en el carisma de sus miembros,respetando la historia y las formas de participaciòn de cada uno.

¿Te das cuenta? Si amás a Don Orione, si comulgás con su carisma, si te mueve a querer un mundo mejor, si ves en cada ser humano a Jesús, si ves esa humanidad dolorida y desamparada en tus ambientes, SOS UN LAICO ORIONITA.

¿SABÍAS?
El camino y las estructuras del MLO, se fueron consolidando en las naciones de presencia orionita. Al interno del MLO y con el estímulo de los Superiores Generales , se juzgó maduro y conveniente el reconocimiento canónico del MLO ... así fue solicitado como Asociación Pública de Fieles Laicos, ante la Congregación para la vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCVSA) y fue aprobado el 20 de noviembre de 2012.

Y BARRANQUERAS, SABÉS DONDE QUEDA? en el continente americano, en América del Sur, en ARGENTINA, y es parte de la Provincia del CHACO.

viernes, 24 de octubre de 2014

DON LUIGGI GUANELLA



Luis Guanella (en italiano: Luigi Guanella; Fraciscio di Campodolcino, Italia, 19 de diciembre de 1842 - Como, Italia, 24 de octubre de 1915) conocido simplemente como Don Guanella, es un santo italiano fundador de la Congregación de Hijas de Santa María de la Providencia y de la Orden de los Siervos de La Caridad. Fue beatificado en 1964 y canonizado en 2011.
Luis fue el noveno de los trece hijos de Lorenzo y María Bianchi. Nació el 19 de diciembre de 1842 en Fraciscio di Campodolcino, Lombardía. Al día siguiente fue bautizado en la parroquia de Campodolcino. La familia llevó una vida sencilla pero confortable. Luis cuidaba las ovejas de la familia y transportaba lana y otros derivados antes de empezar la escuela.
Aprendió a hacer cosas con sus propias manos para no tener que depender del dinero para comprarlas hechas. Aprendió el valor y la pericia de la agricultura. A los doce años Luis quiso ingresar al seminario pero su padre dudaba poder costearle los estudios y su tío le consiguió una beca de estudio. Obtuvo buenas notas y completó sus estudios secundarios en 1859.

Sacerdote y fundador

Fue ordenado sacerdote el 26 de mayo de 1866. Su primer servicio sacerdotal fue ayudar en la pastoral a un anciano párroco. Realizaba penitencias por sus feligreses, hasta que su párroco se prohibió por motivos de salud. Defendió la dignidad del ser humano, estableciendo casas para la atención de ancianos, incurables, impedidos mental y físicamente y todos los considerados socialmente inútiles que eran abandonados por sus familias. Instituyó las congregaciones de los Siervos de la Caridad y de las Hijas de Santa María de la Providencia.
En 1878 el obispo lo envió a sustituir al padre Coppini, fallecido, a establecer una comunidad religiosa. En cinco años fundó la congregación de las Hijas de Santa María de la Providencia, estableciendo su casa principal en Como
El siervo de la Caridad debe acostarse cada noche tan cansado por el trabajo, como si lo hubiera molido a palos.
Fue amigo personal del papa Pío X, que le ayudó con sus obras de caridad. Construyó el hogar para niños retardados en Roma que lleva el nombre del pontífice.
En 1905 y 1915 prestó ayuda a los damnificados por sendos terremotos en Italia. Durante la Primera Guerra mundial participó activamente en las tareas de asistencia, lo que le valió el reconocimiento de la Cámara de Diputados que le otorgó la medalla de oro.
Oh! San Luis Guanella, apóstol de la caridad, que has distribuido los tesoros de tu corazón en este mundo sediento de paz y amor; socorriendo a los pobres y desvalidos, tan preferidos por ti, alcánzanos de la Bondad Divina que podamos conservar y aumentar el amor a Dios y al prójimo.
Concédenos en especial, la gracia que en este momento te pedimos y la perseverancia final. Amén.
—Oración.

Misionero Se convirtió en misionero con la creación de las «Estaciones Católicas» que impulsaron el retorno al catolicismo de algunas regiones de Suiza. Promovió la devoción a la Virgen de Lourdes, condujo una peregrinación italiana al Congreso Eucarístico de Londres y viajó a Estados Unidos en 1912 para comprobar la situación de los inmigrantes italianos. Posteriormente, envió a la congregación para que prestasen asistencia a esos inmigrantes, así como a los discapacitados físicos y mentales.Falleció en la Casa Madre de Como el 24 de octubre de 1915, legando sus congregaciones. Fue beatificado por Pablo VI el 25 de octubre de 1964 y canonizado por Benedicto XVI el 23 de octubre de 2011







Don Bosco, don Guanella, don Orione. La época que va entre el fin de las ochocientas y los principios del Novecientos, fue una época exultante para la Iglesia italiana y no sólo para ella. Prácticamente no hay parte del Norte y centro de la Península (italiana) que no fuese tocada directa o indirectamente por la caridad de estas extraordinarias figuras sacerdotales. Don Guanella, que será proclamado Santo muy pronto, es natural de una localidad cercana a Sondrio, donde nace en el 1842. A 24 años es sacerdote, encuentra a don Bosco en Turín, queda impactado por esa ola de caridad que transforma las miserias sociales en un resorte de solidaridad y liberación. En  1881, funda a los Siervos de la Caridad y las Hijas de Santa María de la Providencia que rápidamente se extienden por el resto de Italia de Como y más allá, en América, Asia, África. En  enero del 1915, la Marsica, en Abruzzo, fue devastada por un dramático terremoto. Don Guanella se hace presente para ayudar y a su lado también estuvo don Orione. Pocos meses después, su vida se apaga en Como. Paolo VI lo proclama Beato en el 1964.

miércoles, 22 de octubre de 2014

22 DE OCTUBRE SAN JUAN PABLO II

ORACIÓN A SAN JUAN PABLO II

¡Oh San Juan Pablo, desde la ventana del Cielo dónanos tu bendición!

Bendice a la Iglesia, que tú has amado, servido, y guiado, animándola a caminar con coraje por los senderos del mundo para llevar a Jesús a todos y a todos a Jesús.

Bendice a los jóvenes, que han sido tu gran pasión. Concédeles volver a soñar, volver a mirar hacia lo alto para encontrar la luz, que ilumina los caminos de la vida en la tierra.

Bendice las familias, ¡bendice cada familia!

Tú advertiste el asalto de Satanás contra esta preciosa e indispensable chispita de Cielo, que Dios encendió sobre la tierra. San Juan Pablo, con tu oración protege las familias y cada vida que brota en la familia.

Ruega por el mundo entero, todavía marcado por tensiones, guerras e injusticias. Tú te opusiste a la guerra invocando el diálogo y sembrando el amor: ruega por nosotros, para que seamos incansables sembradores de paz.

Oh San Juan Pablo, desde la ventana del Cielo, donde te vemos junto a María, haz descender sobre todos nosotros la bendición de Dios. Amén.

Cardenal Angelo Comastri
Vicario General de Su Santidad para la Ciudad del Vaticano




""¡No tengáis miedo!" ...
Tienen necesidad de esas palabras los pueblos y las naciones del mundo entero. Es necesario que en su conciencia resurja con fuerza lo certeza de que existe Alguien que tiene en sus manos el destino de este mundo que pasa ( ... ) Y este Alguien es Amor (cfr. 1 Jn 4,76): Él es el único que puede dar plena garantía de las palabras "¡No tengáis miedo!" ... "

San Juan Pablo II.
del libro Cruzando el Umbral de la Esperanza.
Se ruega comuniquen las gracias recibidas por medio de la intercesión de san Juan Pablo II a esta dirección:
Vicariato de Roma
Plazza San Giovanni Laterano 6/A
00184 Roma
Italia

 CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO
Y LA DISCIPLINA DE LOS SACRAMENTOS
Prot. N. 309/14
DECRETO
Pastor eterno, resucitado de entre los muertos y ascendido al cielo, el Señor Jesús no
abandona su rebaño sino que lo custodia y lo conduce a través de los tiempos bajo la guía
constante de quienes Él mismo ha constituido como sus vicarios. Entre estos, por estar
configurados al Pastor de los pastores y por un auténtico amor a las ovejas de su rebaño,
resplandecen los Santos Papas Juan XXIII y Juan Pablo II.
Ellos no desdeñaron la cruz de Cristo y las heridas de los hermanos y, embellecidos de
«parrhesia» por el Espíritu Santo, ofrecieron admirablemente a la Iglesia y al mundo una
imagen viva de la benevolencia y de la misericordia de Dios, que no aborrece ninguna de las
cosas llamadas a existir y es indulgente con ellas, porque son suyas (cf. Sab 11, 24-26). Así,
esa esperanza viva y ese gozo inefable (cf. 1 Pe, 3.8), que estos dos sucesores de Pedro han
recibido como don del Señor resucitado, los han dado en abundancia al pueblo de Dios
recibiendo a cambio un agradecimiento eterno. Por eso la Iglesia hoy los venera con gran
fervor, resplandecientes por el ejemplo de vida, por la excelencia de la doctrina y por esa
«ciencia de amor» que brota de la iluminación del Espíritu a través de la experiencia de los
misterios de Dios, y, después de haber gozado del fructuoso apoyo de su solicitud pastoral,
ahora se alegra de tenerlos como sus intercesores espirituales.
Considerada la singularidad de estos Sumos Pontífices al ofrecer al clero y a los fieles un
especial modelo de virtud y al promover la vida en Cristo, teniendo en cuenta las
innumerables peticiones de todas las partes del mundo, el Santo Padre Francisco, haciendo
suyos los deseos unánimes del pueblo de Dios, ha dispuesto que las celebraciones de san
Juan XXIII, Papa, y san Juan Pablo II, Papa, sean inscritas en el Calendario Romano general,
la primera el 11, la segunda el 22 de octubre, con el grado de memoria libre.
Dichas memorias serán inscritas, por lo tanto, en todas las Ordenaciones para la celebración
de la Misa y de la Liturgia de las Horas y en las relativas indicaciones escritas en los libros
11/10/2014 Decreto de inscripción en el Calendario romano general de san Juan XXIII y san Juan Pablo II (29 de mayo de 2014)
http://www.vatican.va/roman_curia/congregations/ccdds/documents/rc_con_ccdds_doc_20140529_decreto-calendario-generale-gxxiii-gpii_sp.html 2/2
litúrgicos publicados, de ahora en adelante, por las Conferencias de Obispos.
En cuanto a los textos litúrgicos en honor de san Juan Pablo II, Papa, úsense los ya
aprobados y publicados en el anexo al Decreto de esta Congregación para el Culto Divino y
la Disciplina de los Sacramentos del 2 de abril de 2011 (Prot. N. 118/11/L); por lo que
respecta a los textos en honor de san Juan XXIII, Papa, adóptense los textos correspondientes
publicados con este Decreto, declarados definitivos y aprobados para su impresión.
No obstante cualquier disposición contraria.
En la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, a 29 de mayo
de 2014, Solemnidad de la Ascensión del Señor.
(Antonio Card. Cañizares Llovera)
Prefecto
(+ Arthur Roche)
Arzobispo Secretario

RECORDANDO AL PADRE JOSE DUTTO FDP

El P. José Dutto: Un regalo de la Providencia


La primera referencia que tuve sobre el P. Dutto[1] fue que casó a mis abuelos en 1939, cuando era párroco en Pompeya. Entonces no entendía mucho quien era este sacerdote, pero me deba cuenta que había sido alguien importante por el modo que se hablaba de él.
El P. José Dutto, podemos decir, fue un regalo de la Providencia para la Congregación.
El 14 de Octubre de 1922 falleció el P. Julio Quadrotta[2], y durante la misa de exequias, Don Orione miró a dos sacerdotes diocesanos presentes, y con gran confianza le pidió a Dios que alguien tomase el lugar del sacerdote difunto: “Señor me has quitado al P. Quadrotta a quién necesitaba tanto. Dame en su lugar a uno de estos dos jóvenes sacerdotes”. Confiado en la Providencia, no volvió a Tortona esa noche.
Al día siguiente, el P. José Dutto, entonces vicario parroquial del Sagrado Corazón y uno de los dos sacerdotes a quienes Don Orione miró, fue a la colonia de San Antonio y para pedir la dirección de Don Orione, pues quería enviarle una carta pidiéndole consejo sobre su vocación misionera.
Para su sorpresa, no necesito pedir la dirección del Fundador, ya que el mismo Don Orione lo recibió paternalmente y lo invitó colaborar en su obra misionera, diciéndole que este  era el deseo de Dios. Lleno de dudas y un poco turbado, el P. Dutto hizo un retiro espiritual para discernir la voluntad de Dios, y el 4 de diciembre de ese año ingresó en la Congregación.
            Mientras se preparaba para ingresar, le escribió a Don Orione: “Si un día consigo ser parte de los Hijos de la Divina Providencia, le ruego desde ahora, ¡ayúdeme a ser santo! Si por cobarde inconstancia olvidara este propósito, recuérdemelo” (carta del 27 de octubre de 1922).
            Al poco tiempo de ingresar fue destinado a Argentina, llegando a este país el 5 de mayo de 1923. Ya en su nuevo destino, el P. Dutto será uno de los hombres de confianza del Fundador y unos de los pilares de la naciente presencia orionita. 
P. Carbone (predicador), Don Orione, P. Zanocchi, P. Dutto y P. Montagna.


 
El P. Enzo Giustozzi, con algo de picardía, solía contar que la “tradición oral” llamaba “el Sanedrín” al trío compuesto por los PP. Zanocchi, Di Salvatore y Dutto, a través de los cuales Don Orione dirigía la Obra en Argentina.
            El primer destino del P. Dutto será la Colonia de Marco Paz, donde sufrirá una terrible experiencia dado los problemas con las autoridades de la misma.
En marzo de 1924 será enviado a la parroquia “La Sagrada Familia” en el Puerto de Mar del Plata, donde desarrollará una increíble labor pastoral entre los pescadores.
A raíz de la invitación de un vecino y amigo del Véneto (Italia), visitará el actual barrio “San José”, y se ocupará del cuidado pastoral de dicha zona, dando comienzo al Oratorio “Santa Teresita”, base de lo que luego sería la parroquia “San José” de Mar del Plata.
Siendo párroco de “La Sagrada Familia”, invitará a los pescadores a dar gracias por la pesca abundante, dando así comienzo a la actual Fiesta Nacional de los Pescadores.
En el transcurso de los años, la comunidad marplatense le dedicará una de la calles del Puerto como prenda de gratitud y cariño.
Al volver Don Orione a la Argentina por segunda vez en 1934, el P. Dutto se trasladará a la casa de Carlos Pellegrini para colaborar con el Fundador.
En 1937, fue nombrado párroco de Pompeya, y en 1940, Superior Provincial, al ser elegido Vicario General al P. Zanocchi. 
Don Orione, Mons. Cortesi y el P. Dutto, en la actual Casa Provincial, 1935
 
            En el III° Capítulo General (1952) fue nombrado superior de la provincia de San Marciano (Norte de Italia), cargo que acepto con dolor, pues significaba dejar la Argentina. Desde 1955 hasta 1958, fue rector del Santuario de la Guardia de Tortona. Fue elegido Consejero General en el IV° Capitulo General (1958) y nombrado Procurador de la Congregación en el V° Capitulo General (1963).
            Durante sus últimos años en Italia, recordaba con mucho cariño sus casi treinta años en Argentina, al punto que algunos dicen que “lloraba penas argentinas” al encontrarse con algún misionero italiano de regreso.
Don Orione lo definió como un religioso óptimo, de gran piedad, inteligente, de vasta cultura y fervoroso.
Entre otras cosas, Don Orione le encomendó el cuidado del boletín de la Congregación en Argentina, pues decía el Fundador que el P. Dutto “escribe muy bien en castellano”[3]. Incluso el Instituto Argentino-Hispano, le otorgó un título académico en Octubre de 1966. Escribió también la biografía del P. Zanocchi, la historia de las actividades de los primeros hijos de Don Orione en el Chaco, y también tradujo diversos escritos de Don Orione.
Es recordado por su dedicación pastoral y amor al pueblo de Dios, así contaba mi abuela. Como también por su gran estatura, sus manos grandes, su carácter fuerte, y por haber sido un hombre de confianza del Fundador y un pilar de la naciente provincia Argentina.
P. Dutto (al centro) junto al Papa Pablo VI y el P. Zanatta
Fuente P F.Mela

lunes, 20 de octubre de 2014

ARGENTINA GRAN INTERES EN LOS ESTUDIOS ORIONINOS

ARGENTINA: Desarrollo e interés en estudios Orioninos.

Algunos hermanos e iniciativas están apoyando un interés estable por aprender sobre la historia y la espiritualidad orionista.

En algunas naciones están tomando mayor desarrollo los estudios orionistas sobre la presencia de Don Orione su historia y la Congregación, su carisma, profundizando sus facetas espirituales, pedagógicas, sociológicas y eclesiales .
En Argentina, los estudios Orioninos están teniendo un crecimiento desde el punto de vista cualitativo y de interés de la gente.
 
Las Jornadas socio-Históricas son breves  conferencias de profundización científicas y intedisciplinarias.
La Escuela de Formación del carisma se divide en conferencias sobre la historia y la espiritualidad de Don Orione, diseñados especialmente para los laicos.
Se organizaron varios Itinerarios carismaticos para llevar a cabo los puntos de Don Orione en Argentina (unos cuantos!) Donde  se  reviven los acontecimientos y las enseñanzas del fundador.
Por último,  los estudios y tesis de cada religioso.
P. Fernando Fornerod publicó el libro "La curas del Puerto" (SB, Buenos Aires, 2014, p.294), dedicada a la reconstrucción histórica de los acontecimientos y personalidades que caracteriza el apostolado de la Congregación de la pesca en el puerto de Mar del Plata .
Padre Facundo Mela ha publicado su artículo "Don Orione y las Casas de Formación argentinas. Visitas, menciones y Contactos de San Luis Orione Sobre casas de Formación en Argentina "en la importante revista" Archivum ", publicado por la Junta de Historia Eclesiástica Argentina (Buenos Aires, 2014, p.261-268

DON FLAVIO PELOSO (fdp) EN PLAZA SAN PEDRO, EN BEATIFICACIÓN A PAULO VI.

domingo, 19 de octubre de 2014

Paolo VI Messaggio di Don Flavio Peloso

Beatificación de Pablo VI







Tras una ceremonia en el Vaticano, se convirtió en el
décimotercer papa beatificado de la historia.
El papa Francisco destacó en la mañana de este domingo
durante la beatificación de Pablo VI (1897-1978) como "supo conducir con
sabiduría y con visión de futuro -y quizás en solitario- el timón de la barca
de Pedro". (Lea también: ¿Quién es Pablo VI?

"Pablo VI que, en el momento en que estaba surgiendo
una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría y con visión de
futuro -y quizás en solitario- el timón de la barca de Pedro sin perder nunca
la alegría y la fe en el Señor", dijo Francisco durante la homilía de la
beatificación.
El papa argentino agradeció el "humilde y profético
testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia" de Pablo VI y recordó que fue
"el gran timonel" del Concilio Vaticano II. Pablo VI, expresó
Francisco, "supo de verdad dar a Dios lo que es
de Dios dedicando toda su vida a la sagrada, solemne y grave
tarea de continuar en el tiempo y extender en la tierra la misión de
Cristo".

DON ORIONE A SU MADRE

En una carta fechada el 7 de febrero de 1923, Don Orione recuerda con mucho cariño a su madre y comparte como aprendió de aquella "pobre viejita campesina", el sentido del trabajo y la pobreza.
Yo era el cuarto de los hijos y mi madre me ponía la ropa de mi hermano más grande, trece años mayor que yo, que la pobre ya había usado para mis tres hermanos mayores; pero, esto sí, nos ha dejado un poco de dinero que, en parte, fue a parar a los primeros huérfanos de la Divina Providencia, y nos ha criado bien: con pedazos viejos nos hacía la ropa, y así, en la pobreza y con honestidad y discreción la familia salía adelante.

 
Mi madre, pobre viejita campesina, se levantaba a las tres de la mañana para trabajar; siempre estaba haciendo algo, y se ingeniaba para todo. Era la mujer de la casa pero hacía también los trabajos del hombre ya que nuestro padre trabajaba lejos, en Monferrato: cortaba el pasto con la guadaña, y la afilaba ella misma, no la llevaba al afilador. Ella misma hilaba y tejía; y mis hermanos se repartieron todas las sábanas y la lencería que hizo mi pobre madre!
Tenía contados hasta los cuchillos rotos, que es lo que yo he heredado. No compraba nada a menos que fuera absolutamente necesario. Cuando murió, después de 51 años de casada, le hemos puesto el vestido de esposa que había hecho teñir de negro. Le quedaba muy bien y era el mejor vestido que tenía.
Hijos míos, ven cómo hacían nuestros queridos y santos viejos? Siempre me contaba que Jesús se había bajado del caballo para recoger un pedazo de pan... Esto lo he encontrado después en un evangelio apócrifo, y ¿quién sabe si no fue cierto? Por lo menos, llama mucho la atención. Lo que es propio de los grandes señores, las comodidades propias de los grandes señores no tienen nada que ver con los hijos de la Divina Providencia. Son una contradicción para nosotros. Mis queridos hijos, imitemos a nuestros viejos y a nuestros santos!

SANTUARIO INMACULADA CONCEPCIÓN BENDICIÓN EN EL DÍA DE LA MADRE